Montblanc i Santes Creus

Impressions d'una visita a Montblanc i Santes Creus

 

Excursió a Montblanc i a Santes Creus

 

  • Jueves, 13 de noviembre. Lo primero que hicimos fue subir al autocar. Me senté con Montse, ella en la ventana y yo en el pasillo. Durante el viaje, Silvia se puso a hacer muecas y Laura, Noelia, Cristina y yo nos reíamos de las tonterías que hacía. […] Llegamos a Montblanc y fuimos a visitar la iglesia; allí, el profesor de historia, Luis, nos explicó todo sobre el lugar. La primera iglesia que visitamos era gótica, era muy grande, con el techo alto, asientos a los lados y un pasillo en medio; las ventanas eran puntiagudas con imágenes en los cristales y había tres figuras: una en medio, que era la madre de Dios, de Jesús, y otras dos a los lados que no sé de quién eran. La otra iglesia, románica, es pequeñita, con el tejado mucho más bajo y con las ventanas en forma de arco. Una cosa que me extrañó mucho es que para que se encendiera la luz de la iglesia, un profesor tenía que poner dinero. A continuación fuimos a una especie de solar, donde comimos. Después fuimos a Santes Creus, donde vimos un audiovisual sobre el monasterio. Cuando terminó el audiovisual, salimos al claustro, que es donde los curas, monjes y monjas paseaban. En el claustro, un chico nos hizo de guía y nos explicó todo sobre el monasterio. Una cosa que me sorprendió fue saber que un monje estaba enterrado debajo de otro. Cuando acabamos la visita, volvimos a casa. Suponíamos que íbamos a llegar a las 6, pero en el camino encontramos caravana y llegamos a las 7 menos cuarto o así. A algunos les gustó la salida; a otros, en cambio, no. [Sara Barrero Sojo, 1º de ESO]

 

  • Después de dos horas de autocar, llegamos a la iglesia de Santa María. Delante de la puerta de la iglesia, el profesor de historia, Luis Belenes, nos explicó bastantes cosas sobre el lugar y nosotros tomamos notas. Cuando entramos, los profesores (Luis, Rosa F., Dolors I. y Carme B.) nos explicaron más cosas sobre cómo era. Y por último fuimos a la iglesia de Sant Miquel, bastante diferente a la anterior, pero también bonita. Después pasamos por una muralla donde estaba escrita la leyenda de Sant Jordi. Y esperamos a que viniese el autocar para ir al monasterio de Santes Creus. Cuando llegamos, comimos y subimos hasta el monasterio. Entramos en una habitación oscura en la que pasaban diapositivas. La verdad es que en ese lugar no nos portamos muy bien, y no prestamos atención a la voz que se escuchaba de fondo. Llegamos al claustro, donde había un monitor que nos explicó más cosas sobre los monjes. Después fuimos al comedor, al cementerio, al dormitorio, a una habitación donde había siete tumbas y a la iglesia del monasterio. Por último, los tres grupos de 1º nos hicimos una foto juntos y volvimos hacia Santa Coloma. Fue una excursión cultural y muy  interesante, me gustó bastante y me lo pasé muy bien. Me gustaría repetirla o ir a un lugar parecido. [Gisela Ruiz  Vega, 1º de ESO]

 

  • La salida a Montblanc y Santes Creus estaba prevista a las 9 de la mañana, pero nos retrasamos y salimos un cuarto de hora más tarde. Aproximadamente al cabo de dos horas estábamos en Montblanc. En dirección a la iglesia de Santa María, vimos parte del pueblo, edificios de los siglos XV y XVI de estilo renacentista. Una vez allí, en la iglesia, pudimos ver su interior mientras nos explicaban por qué esa iglesia era gótica. Al acabar fuimos a otra iglesia, pero ésta era románica. No pudimos entrar, pero nos explicaron sus características y las diferencias entre el estilo gótico y el románico. Sobre la una volvimos al autocar y nos dirigimos a Santes Creus. Después fuimos al Museo del Real Monasterio de Santes Creus. Primero pudimos ver un pase de diapositivas; más tarde, diferentes herramientas y, por último, el monasterio. Vimos que en aquellos tiempos eran muy prácticos a la hora de construir y cómo está distribuido el monasterio y su ubicación, de oeste a este. Cuando acabamos, después de otras dos horas de autocar, llegamos al instituto. Eran aproximadamente las siete de la tarde. [Alba González Rodríguez, 1º de ESO]

 

[Aquests comentaris van estar publicats a la revista Sota el cel del Puig, núm. 17, desembre de 2003.]