Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Literària / Prosa / Herbolario II

Herbolario II

Catálogo de plantas y árboles imaginarios de los alumnos de 1º B

ALVARENQUE.- Esta flor, la alvarenque, se encuentra en los bosques mediterráneos, sobre todo, escondida entre piedras. Tiene los pétalos acabados en espinas para protegerse de los bichos. Es de color dorado y plateado. Para almacenar la clorofila tiene tan solo dos hojas, rodeadas por un montón de ramitas verdes. Éstas le sirven para absorber toda la humedad del ambiente. Estas ramitas y el tallo llegan al suelo y se convierten en raíces que van a parar a un bulbo grisáceo muy grueso. Este bulbo se utiliza para curar graves gastroenteritis.

Lo más curioso de esta planta es que lo que huele de ella no son los pétalos, sino las dos hojas, y huelen como a aire fresco mezclado con un dulce olor a tierra mojada.

José Luis Álvarez Culebras

 

ANTOLINILIS.- La flor se llama antolinilis. Se encuentra alrededor de algunas plantas de maceta. Es de colores rojo y verde. A la gente que la huele le gusta mucho; además cura todas las enfermedades: la gangrena, el cáncer, las embolias, la gripe… La gente que la huele se olvida del pasado. Sus espinas no pinchan. Si le quitas un pétalo rojo, te cura cualquier enfermedad; si le quitas uno verde, se te olvida el pasado.

Maribel Sepúlveda Bernal

ANALITS.- Esta flor, llamada analits, se extiende por los campos del Prepirineo. Su olor es muy especial. Cada pétalo huele de manera diferente. El pétalo de color rosa trae recuerdos de antiguas noches con olor a jazmín; el de color lila hace olvidar las malas circunstancias del pasado; el de color azul hace recordar la brisa del mar; el rojo hace recordar el calor del fuego intenso, incluso lo hace sentir; el negro recuerda las penas y las maldades que la gente puede cometer, y para acabar, el de color amarillo hace recordar los días intensos de sol y de calor. El pétalo de color lila encierra una esencia de lavanda; el de color azul huele a agua salada de mar; el de color rojo tiene un olor muy intenso, huele a química; el negro huele a tierra;  el amarillo a vainilla. El cáliz de la flor es de color naranja y sus hojas de color verde.

Ana Mª Jiménez Garrober

CADAFOLA.- Esta flor desprende un olor muy fuerte (como una mofeta). Una particularidad que tiene es que echa muchas flores en un solo tallo. Esta planta sirve como dosis para curar a los que no pueden oler y para ciertos experimentos. Esta flor servía a nuestros antepasados para enamorar a las mujeres (el mayor inconveniente es su mal olor). Es pequeña y brilla por la noche (no se sabe la causa por la que brilla).

Javier García Carro

CRISTILINA.- Esta flor se llama cristilina, es una flor que vemos muy pocas veces, aunque se puede encontrar en el campo. Es de color verde, naranja y lila. Necesita mucho terreno para ella sola. Su perfume te vuelve loca, pero loca de amor. [Cristina Argudo Atalaya]

CRISTINARANJA.- La flor que vamos a describir se llama cristinaranja. Como podéis imaginar, el nombre viene de Cristina y de naranja; Cristina por mi nombre y naranja porque la flor es de color naranja y huele a naranja.

Es una flor que parece un girasol pequeño. Lo que pasa es que el girasol gira a la vez que gira el sol y esta flor no gira. Y os parecerá rara porque es de color naranja. Es tóxica; cuando la tocas, te salen granitos por todo el cuerpo. Tiene un tallito pequeño también de color naranja.

Cristina Godoy Garay

ENAMORADORA.- Esta flor la encontró por primera vez una persona de la que nunca se supo si era hombre o mujer. A esta flor la llamaron enamoradora. La llaman así porque si una chica se la regala a un chico en un día muy importante para él, se enamoran. Esta flor es capaz de curar decepciones y depresiones y algunas otras enfermedades. Es de color rosa y sus pétalos tienen forma de corazón. Su tallo es rojo y no tiene espinas. Sus raíces, muy numerosas, son de color negro.

Esta flor se encuentra en las montañas de Canadá, pero sólo la noche del 25 de diciembre a partir de las 8.

Adrián Martínez Navarro

 

JOSHUALLE SANRO.- La joshualle sanro es una flor muy extraña; sólo se encuentra en lo más profundo del corazón de algunos volcanes. Sólo se han encontrado dos ejemplares hasta ahora. El primero en 1989, cuando un explorador quedó atrapado en un volcán, pero salió con vida y con una sola cosa en la mano: la joshualle sanro. Es un increíble misterio que una flor tan frágil aguante las altas temperaturas de un volcán. Una flor tan preciada y que la naturaleza tenía tan escondida al fin fue hallada.

Esta flor tiene un tallo pequeño y delgado para el tamaño que tiene. Es negra y roja. Sólo crece cuando el volcán está dormido. Lo más inverosímil de todo es que esta flor puede aguantar que la lava le pase por encima sin dañarla.

Joshua Sánchez Román

LUZ DE LA INMENSIDAD, flor de la.- Unos años atrás, una chica encontró una flor color arcoiris. En ella resplandecía una luz bellísima y también la felicidad. Toda persona que veía aquella flor, sentía alegría y felicidad en su corazón, pero cuando todos la veían, crecía más. Ahora que han pasado unos cuantos años, la flor ha crecido tanto que ha desaparecido. Desde ese día que creció tanto, la gente tuvo que quemar todas las que encontró  y desde ese día la gente ha sido infeliz. Su olor era como el de las rosas, o, bueno, casi igual.

Luz Ángela Tello Luna

MARAGDA.- Hace unos 100 años, un artesano que iba a buscar madera al bosque dio con una flor que nadie antes había encontrado, la maragda (su nombre científico es Celesticus Muñoez Martíez, pero todos la llaman maragda). En la época en que la descubrieron era muy apreciada por los médicos, los recolectores de miel, las amas de casa y los cocineros.

Por los médicos, porque posee un líquido que se utiliza para fabricar jarabes contra una seta muy venenosa. Por los recolectores de miel, porque el polen de esta planta es muy apreciado por las abejas y su miel es completamente saludable y de las más aceptadas. Por las amas de casa, porque es esencial en los pequeños pueblos donde no hay mucho comercio; con ella se hacen esencias para el hogar, remedios curativos, hierbas de infusión… Y los cocineros las utilizan para decorar platos y darles mejor gusto.

La planta es pequeñita, tiene hojas en el tallo, que es de color verde. Los pétalos son de diferentes colores, según las zonas; por ejemplo, en España, son de color rojo; en el Norte, por ejemplo en Noruega, de color amarillo, y en el sur, por ejemplo en Argentina, de color azul. Pero todas tienen 5 pétalos y crecen muy escondidas entre la hierba.

Celeste Muñoz Martínez

 

NAPOLITANA.- Es una flor de color azul y sólo dos hojas. Vive en la montaña de Collserola, mide unos 10 cm. Le gusta que le echen agua y que cada día le dé el sol. Tiene nueve pétalos amarillos con puntitos negros. Las abejas suelen ir a verla muchas veces.

Saray Orozco Martínez

ORQUÍDEA.- Una vez, en una finca de un primo, vi una flor al lado de la piscina. Le pregunté a mi madre que cómo se llamaba esa flor. Me dijo que era una orquídea, la flor nacional de Colombia, y aparece en su escudo. Es de color violeta y nace en lugares húmedos. La flor que vi estaba en un lugar húmedo. Le coloqué crisantemos a su alrededor. Cuando me fui de la finca, me fui con el recuerdo de la flor.

Cristian Raúl Marulanda Gerardini

QUINEA.- Esta historia empezó el día en que fui al campo de excursión con Lidia y Alberto. Estábamos sentados en un prado lleno de flores y, de repente, cuando me di la vuelta, encontré una flor desconocida. Conocíamos todas las flores, todas menos ésa, así que pensé que esa flor estaría en peligro de extinción y que sólo quedaría ese ejemplar de su especie. La arranqué y me la llevé para buscar información sobre esa planta tan rara.

Al día siguiente, por la tarde, fui a la biblioteca para ver si encontraba algo, pero nada: no se hablaba de ella en ningún libro. Después de dos semanas de tenerla en casa no se había secado. Era sorprendente. La flor yacía en el jarrón intacta, igual que cuando la encontré. Me dio la impresión de que la tendría en casa por mucho tiempo, así que le puse un nombre, la llamé quinea. Al cabo del tiempo descubrí algunos de sus efectos mágicos: cada vez que alguien la olía, se dormía y no se despertaba hasta que no pasaban siete días.

Algo después vino a verme una anciana. Me dijo que tenía suerte de haberme encontrado aquella flor y que había venido para avisarme de que eso me daría buena suerte, pero que cuando pasaran siete años, la plantara en el mismo lugar donde la había encontrado si no quería empezar a tener mala suerte.

Paula Sanz Jiménez

ROSALINDA.- Esta flor se llama rosalinda. Se puede encontrar en Florida. Es de color amarillo, rojo verde y naranja. Rosalinda es muy olorosa, su olor es como el de algunas orquídeas. Es muy bonita. Tiene unas propiedades muy dañinas para el ser humano porque puede hacer olvidar el pasado o hacer perder el conocimiento. Los científicos que la han estudiado piensan que es peligrosa. Está en riesgo de extinción.

Álex Ballesteros Vinueza

TIDUJ.- Esta flor se llama tiduj. Se encuentra en las montañas más altas del mundo y poca gente la ha podido ver. Es una flor muy bonita, y tiene mucho colorido: lila, azul marino y celeste son sus colores más destacados.

Quien pueda coger o ver la flor tiduj, será feliz toda su vida. Tendrá mucha salud y amor. La flor tiene un olor muy característico, mezcla de muchos olores diferentes en función de la estación del año. En invierno, huele a lavanda; en otoño, a lluvia fresca; en primavera, a menta, y en verano a agua fresca con limón. Todas estas características hacen de ella una flor perfecta.

Judit Barrientos Solera

YOLANDIS.- El otro día fui de acampada con los de mi colegio a un bosque. Un hombre que sabía de herbología nos enseñó diferentes plantas en un catálogo. Vi una que era roja y azul. Cuando la vi, me dije: “Mira, es la flor del Barça”, pero el hombre me dijo que esa flor se llamaba yolandis. Sólo crece en medio del musgo en los bosques donde viven animales. Huele a jazmín, a menta y vainilla (depende de qué parte se huela). Mide unos 15 cm. Cuando la ves, parece una flor encantadora, pero… ¡cuidado! Produce enfermedades y su veneno puede ser mortal. Si te comes un pétalo, caes dormido en un sueño profundo y no te vuelves a levantar (ya me entiendes…). Si eso pasa con un pétalo, imagínate con toda la flor. Pero no todo es malo en ella; si la hueles por encima, sin tocarla, adquieres el don de los estudios,  serás un genio. Pero, que yo sepa, nadie la ha olido nunca, pues no se puede oler sin tocar. Y, además, esta flor sólo se encuentra en lo más profundo del bosque, donde nadie todavía la ha podido oler, y en cada bosque sólo se encuentran unos veinte ejemplares de esta flor, pero desde que se encontraron, allí siguen los veinte, y creo que siempre seguirán allí.

Yolanda Fernández Medina

 

4. ARBOLARIO

ALBERO.- Este árbol tropical se llama Albela. Mide 100 metros de altura. Su diámetro es de 4 metros. Se cría en las zonas húmedas de América. Tiene raíces muy profundas. Su fruta es muy sabrosa y muy rica en vitaminas, se llama albera. Su sabor es muy parecido al de la piña. Tiene propiedades curativas; cura la migraña, la otitis. Tiene forma ovalada y pesa aproximadamente 2 kg.

Maribel Sepúlveda Bernal

AMBIENTAHOJAS.- Este árbol se llama así porque produce unos frutos venenosos rarísimos —a los que la gente no ha puesto nombre todavía— que esparcen un olor por el ambiente que huele de maravilla. La otra parte del nombre (hoja) viene de que este árbol tiene unas hojas en forma de corazón. Este árbol crece en el bosque mediterráneo.

Cristina Godoy Garay

ÁRBOL DEL AMOR.- Este árbol tiene forma de corazón. Eso lo notan quienes están enamorados, que ven el árbol como el resplandecer de un corazón rojo brillante que ilumina sus corazones. En realidad, este árbol no existe, pues el árbol es cada uno de los dos enamorados. Sus frutos son los hijos o frutos realmente de la vida, como se puede verificar en el dibujo.

Luz Ángela Tello Luna

ÁRBOL DE LAS CARAS.- Este árbol mide 4 metros de alto. Sus frutos parecen caras y durante el día tienen una cara normal, pero por la noche se les vuelve maligna. Quien topa con este árbol por la noche, muere. Este árbol está bien para los borrachos cuando van por ahí y no saben lo que hacen. Cada una de sus semillas vale 100.000 euros.

Ángel Nieto Gago

ARBOLUS ENAMORUS.- Este árbol sólo pueden verlo las personas que están enamoradas de quien no siente nada por ellas. Da unos frutos muy peculiares en forma de corazón recorrido por una fina línea que parece una grieta que pasa por el centro del amogg (el nombre del fruto). También echa flores azuladas que crecen en el tronco y que sólo sirven para que cuando una relación está a punto de acabar mal, si el hombre se la da a la mujer amada, la relación puede acabar bien. Como podéis imaginaros, estas flores sólo sirven para calmar la ambición de las personas.

Joshua Sánchez Romero

ARBUXTO.- Se llama arbuxto, así con equis, porque la copa tiene forma de x. Además del árbol o tronco principal, nacen cuatro troncos o arbustos, uno en cada esquina. Este árbol se encuentra en el centro de las selvas más frondosas. Cura todas las enfermedades sin excepción, pero una vez encontrado el árbol y ya curada la persona que haya comido de su fruto, es muy difícil encontrar la salida. Su fruto es de sabor muy amargo y difícil de comer porque tiene espinas y toca darse maña para poder comérselo. El fruto, que se da en el mes de febrero no sirve, y si se come, invierte sus propiedades.

Álex Ballesteros Vinueza

 

ARBIFÓSIL.- La copa es de color lila fuerte; su tronco y sus raíces, grises; la punta de sus raíces, negra; su fruto, también negro. Su copa tiene forma de hueso gigante y sus frutos, de huesecillos. Su tronco es recto y grueso.

Este árbol vive en sitios cerrados y húmedos como, por ejemplo, en cuevas, pero sus raíces tienen que estar en lugares más húmedos que la copa. Se alimenta de tierra húmeda y de fósiles enterrados. Su tronco mide unos 5 m de altura aproximadamente y medio de anchura. Sus frutos son capaces de hacer renacer otros fósiles.

Adrián Martínez Navarro

BUBBLEGUM.- El árbol bubblegum se llama así porque es todo de chicle (bubblegum significa chicle). Es de forma esférica y con espinas que parecen rayos de un sol; también se le llama solidito, el árbol con pinchitos. Un ejemplar de este árbol se encontró en La Mancha y otro en el Camino de Santiago. Éste lo encontró un hombre llamado Carlitos Perral. Lo encontró mientras buscaba señales en los árboles para seguir el Camino.

Todo el árbol se puede comer como si fuera un fruto. Sabe a chicle de fresa y el sabor ayuda, por si te sabe mal alguna cosa. Por el tronco no sabe a chicle; sabe a paludó, y lo demás a chicle. Si lo pruebas, puedes hacer pompas enormes y meterte en ellas. Es una cosa increíble. Si te gusta el chicle, pruébalo y ya verás.

Yolanda Fernández Medina

CHAFADITO.- Este árbol se llama así porque está como aplastado (chafado) y es enanito. Su copa es ovalada y aplastada por arriba. Su tronco es de color amarillo con hendiduras de color naranja, su copa también de color naranja, y sus frutos, rojos.

Este árbol crece en los bosques oscuros, donde la gente no se atreve a ir porque dicen que hay fantasmas. Sus frutos son muy sabrosos. Saben a frutas del bosque. Todo el que ha probado este fruto ha tenido mala suerte toda su vida. Por en medio del tronco tiene unas hendiduras de las que sale un líquido, que es bueno pero tiene mal sabor y le da a quien lo prueba lo que quiera tener durante toda la vida. Por eso va la gente al bosque a buscar ese líquido. De todas las personas que han entrado en el bosque a buscar el líquido y ver el árbol, sólo cinco han logrado salir… ¿Os atrevéis a entrar en el bosque para buscarlo?

Judit Barrientos Solera

CHAFÓN.- Este árbol tiene una forma completamente normal, pero, sin embargo, es un árbol muy poderoso, sirve para dar oro (lingotes no, monedas). El único ejemplar de este árbol en todo el mundo se encuentra cerca de la Gran Muralla China. Los frutos tienen formas diferentes, de plátano, de manzana o de otra cosa.

Javier García Carro

MAMONCILLO.- El árbol del mamoncillo mide un metro y medio. Tiene la forma de cualquier árbol. En Colombia tenemos este árbol tan bonito. Da un fruto en racimos, rosado y peludo por dentro, el mamoncillo, de sabor dulce. Su cáscara es manchosa y se desprende fácilmente.

Cristian Raúl Marulanda Gerardini

 

MENGANERO.- Este árbol tiene forma de palmera con hojas en el tronco. Se encuentra en las playas del Caribe. Su fruto, la menga, es como un melón plateado que sale en medio de donde acaba el tronco. Sale una menga cada tres años. Por tanto, es un fruto muy valioso, ya que además de tener muy buen sabor, sirve para quitar las arrugas de la cara de una manera eficiente y espectacular. Es un fruto muy apreciado por las mujeres ricas y algo mayores.

José Luis Álvarez Culebras

MONTACAPERO.- Este árbol se llama montacapero. Se suele encontrar en lugares solitarios, en valles y prados. Este árbol tiene un tronco muy grueso, de color marrón, cuyos agujeros sirven de escondite para ardillas, búhos, etc. Tiene muchos troncos que se van ramificando y que se vuelven cada vez más pequeños. De cada uno de esos troncos salen hojas diminutas con el borde en sierra; sus hojas son de color verde oscuro y sus flores pequeñas y blancas. El árbol tiene un fruto clasificado como fruto seco parecido a la avellana, pero su gusto es más amargo. Este fruto se llama montacape.

La flor del montacapero se utiliza para hacer la infusión de los ingleses, que es casi igual que el té y, a veces, lo sustituye porque tiene más sabor.

Este árbol se encuentra en países que están entre el Norte y el Sur: México, las grandes Antillas, las pequeñas Antillas, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Kazajstán, Turquía, Azerbaiján, Francia, Alemania, Suiza, Austria, Ucrania, Rumania, Hungría, etc.

Celeste Muñoz Martínez

PLANTHUMANO.- Planthumano es un árbol humano tímido. Su cuerpo es todo verde, con dos brazos de color verde, un pie con el que se puede desplazar gracias a que tiene un muelle y va saltando y, por último, una cara con tres ojos, la boca, el pelo y la nariz verdes. Planthumano mide un metro de altura. Es un árbol muy raro, nunca se está quieto, siempre va saltando hasta llegar a un lugar tranquilo. Sólo se alimenta de gusanos y pájaros. Parece un espantapájaros.

Óscar Molina Salvador

 

ROCÍO.- El árbol rocío tiene una forma rellenita; vive en zonas montañosas. Tiene unos frutos de color marrón que se llaman avellanas tropicales, que saben a kivi. En España se plantan unos 200 rocíos nuevos cada año.

Saray Martínez Orozco

 

TONI.- Este árbol se llama Toni. Tiene 20 años y es el más alto de su especie. Su forma es alargada, de copa redondeada y llena de flores. Vive en una isla lejana de cuyo nombre no quiero acordarme. Sus frutos son unas naranjas muy buenas con sabor picante y naranjoso.

Tania Trabadelo Pérez

 

UVAS NEGRAS.- El árbol de las uvas negras es muy raro. Se encuentra en las selvas de África. En sus ramas tiene hojas negras y su fruto es la uva negra. Este árbol fue descubierto por un norteamericano, de Nueva York, que murió hace unos tres años. Era un descubridor de plantas y árboles raros como éste, que es el más raro de los que descubrió y el último (murió cinco semanas después de haberlo descubierto).

Fátima Zahara Glida

 

VENENOSO.- Este árbol se encuentra en lugares desérticos y calurosos. Su copa es cúbica. Su fruto sabe a macedonia y produce sueño (si lo pruebas, duermes durante cinco u ocho horas). Se recomienda que lo coman quienes sufren de insomnio.

Sólo se encuentran unos cien ejemplares de este árbol en todo el mundo porque algunos de sus frutos contienen veneno y quien pruebe los frutos venenosos, muere (sólo sobreviven un 20% de los que lo han comido). No se distingue fácilmente el fruto del sueño del fruto venenoso.

Víctor Manuel Aguilar Calvo

[Aquest herbolari va estar publicat al núm. 8 de la revista Sota el cel del Puig, abril de 2002]