Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Literària / Vers / No mires al vacío y otros poemas

No mires al vacío y otros poemas

Algunos poemas presentados al concurso Sant Jordi 2008

 

No mires al vacío y otros poemas

 

No mires al vacío…


No mires al vacío.

Ando con la cabeza baja, no tengo rumbo.

¿Cómo sé que he llegado?

Veo un bosque…

¿Y cómo sé yo que es un bosque?

Mil sombras oscuras me rodean,

Y siento algo… ¿qué siento?

Creo que es música,

Música, ¿por qué?

Me recuerda a algo;

Algo que se encuentra lejos de mí,

Quizás un recuerdo del pasado,

Una persona en concreto,

O un sentimiento olvidado.

¡Y de golpe algo explota…!

Sigo el ruido, busco las cenizas,

Y esto me lleva a un oscuro vacío.

¿Dónde?... Pero… ¿qué es lo que veo?

Es algo parecido a unas imágenes,

¿Qué representará todo esto?

Me quedo muda al descubrirlo,

Es toda una vida,

Una vida explicada en imágenes.

Pasa tan rápido, tan sólo un minuto.

Todo el pasado, presente y futuro.

Me gustaría volver a verlo,

Poder corregir tantísimos errores,

Y aquí vino otro error:

Me tiré al vacío,

Quería tener en mis manos esa vida;

Todo fue inútil, sólo me ilusionés,

Mi muerte fue inmediata.

Desde entonces vivo de forma distinta;

Aquí puedo sentir, o quizás no siento

Pero sé que soy feliz.

Iryna Mazuryk (2º ESO)

 

Si yo fuera…


Si yo fuera un ladrón,

Robaría tu corazón.

Si yo fuera una estrella

Sería la más bella.

Si yo fuera un juglar

Cantaría para amar.

Si yo fuera un teclado,

Estaría siempre a tu lado.

 

Sergio Gracia Martín (1º ESO)

 

Se me olvidó…


Hola, luna,

Se me olvidó soñar,

¿cómo se sueña?


Hola, cielo,

Se me olvidó ser feliz,

¿cómo ser feliz?


Hola, rosa,

Se me olvidó amar,

¿cómo se ama?


Hola, cielo,

Se me olvidó reír,

¿cómo se ríe?

Jennifer Palacios (1º ESO)

 

Espero que sí


Paz,

El mundo se ha olvidado de ti,

¿podrías enseñarle a recordarte?


Naturaleza,

Te estamos maltratando,

¿podrás aguantar hasta que seamos conscientes de nuestro mal?


Cielo,

Eres inmenso y azul,

¿cómo inspiras a los poetas?


Alegría,

No sé a dónde te has ido,

¿me lo podrías decir?


Espero que sí.


Laura Barez Conde (1º ESO)

 

Si yo fuera…

Si yo fuera la luz,

Tu ventana iluminaría.


Si yo fuera viento,

Con los árboles bailaría.


Si yo fuera una flor,

El jardín hermoso estaría.


Si yo fuera una nube,

Detrás del sol me escondería.


Si yo fuera un camino,

Tus pasos marcaría.


Si yo fuera la lluvia,

Todo el campo regaría.


Si yo fuera el agua,

Tu sed saciaría.


Si yo fuera un libro,

Tus dudas resolvería.


Si yo fuera la noche,

El descanso te daría.

Alba Jiménez Gómez (1º ESO)

 

Mentira injustificada


¿Por qué me mientes

Y dices cosas que no son ciertas?

¿Por qué todo lo que me dices te lo inventas?

Quieres hacerme sufrir aunque yo

No te haya hecho nada.


Que sepas que no vas a romper mi corazón

porque ya está roto,

porque cada chico que se iba

se llevaba un trozo.

Y tú te has llevado lo que quedaba,

Ya no me queda nada.

Sólo tu fotografía en el móvil que ya

Ha sido eliminada.


Me cambiaste por otra.

¿Por qué me mentías si yo te quería?

Ahora ya no creo en el amor,

Sólo en la decepción.

No sé por qué escribo si no entiendo lo que digo.


¿Qué es el amor?

Esta pregunta no la puedo contestar.

Dicen que es un sentimiento,

No sé si es verdad.


Me han hecho tanto daño

Que ya no sé qué creer.

Ya no sé qué es la verdad ni lo que es el amor,

Dos palabras que para mí no tienen valor.

Chaima Saihi (3º ESO)

 

Corazón roto

La naturaleza pedía un poco de ternura a sus abrazos,

El arte miraba a la Luna extrañando sus besos,

El susurro del viento decía que quería sentir el verdadero amor,

Las estrellas y el Sol bailaron una preciosa canción.

 

Los recuerdos que creía haber borrado ardían en mi cabeza,

Confusiones que habían muerto volvieron a vivir.

Silencios otorgados escucharon mis oídos,

En un mar de penas y confusiones estaría siempre perdida.

 

Sus palabras llegaron al fondo de mi corazón.

Dijo que su amor tenía una cuenta pendiente conmigo.

Creía que nuestros corazones estarían eternamente unidos,

Ahora sólo me quedan lágrimas al saber que está todo perdido.

 

El recorrido del tren llegó a su fin antes de tiempo,

La luz que brillaba todos los días se apagó sin avisar.

Las oscuras noches lloran soledad,

Veo la belleza de su mirada cantando en el bosque

Y mis ojos se bañan al saber que nunca volverá.

 

Miré al cielo y le pregunté a Dios la respuesta de mi ser,

Sólo le pido que entre sus brazos se encuentre dormido.

El tiempo no podrá curar mis heridas,

Pero me tranquiliza saber que sí, que podrá llevarme junto a él.

Ana Gómez Fernández (4º ESO)

 

 

Poesía de amor en una playa

El mar suave, como tus ojos,

Adornan el cielo cual arco iris.

Bella mujer que naciste en este mundo,

Tu cuerpo es un regalo que la tierra me ha dado.

 

Tú y yo, juntos, es lo que yo quiero

Porque sin ti lo pierdo todo;

Mis ganas de vivir, mi alegría:

Todo perdido sin ti.

 

Las tardes en las que te bañas en el océano,

El agua va por todo tu cuerpo.

Desearía ser esa agua,

Lo desearía todo de ti.

 

Mi dama, que tienes la belleza en tu cara,

Tu sonrisa cura todos mis males,

Mis defectos, mi dolor,

Tu belleza me cura toda la maldad que poseo.

 

Las estrellas hacen reflejar tu cuerpo,

Aquella playa todos los días, tardes, noches,

Donde tú vas, tranquilamente,

Donde pueda verte, allí sentada,

En tus pensamientos

Con tu bonita mirada, seria,

Mirando el mar.

 

En tus sueños

Tus ojos cerrados me hacen enloquecer

Deseando que el tiempo se pare.

Verte allí, dormida, eternamente,

Arrodillado delante de ti.

 

El sol hace brillar tu cara;

El amanecer hace demostrar el amor

Que siento

Aunque sé que mi amor no es correspondido,

Te amo.

 

Mi corazón todavía te pertenece,

No me lo rompas, por favor.

No me llores por lo que te he dicho, mi amor,

Pues tus lágrimas son como puñales de tristeza

Que se clavan en mí.

 

Ríe querida mía, ríe,

Porque cada vez que tú ríes

La tierra se llena de felicidad,

Bello fruto que los años

Te han adornado cual vestido de princesa,

Que la tierra te ha dado la belleza que tienes,

Mi amor está contigo.

 

Aunque ya sé que no me quieres

Y que tu corazón es para otra persona,

Siempre me tendrás a mí,

Aquel poeta que te escribía versos

En aquella playa soleada.

 

Te esperaré todos los días en la playa brillante

Donde tú mirabas seria el océano

Y decías con tu preciosa voz

Mi nombre seguido por un saludo.

 

Que el sol, la luna, el agua y la arena

Nos vean pasar por las islas donde nos conocimos.

 

Vida

[Aquests poemes van estar publicats al número 28 de la revista Sota el cel del Puig, maig de 2008. Per llegir més poemes, cliqueu aquí.]