Sou a: Inici / Activitats / Activitats docents / Educació emocional / Connexió amb un mateix

Connexió amb un mateix

Taller d'educació emocional: emocions, pensaments i sentiments

Connexió amb un mateix

Emocions, pensaments i sentiments

Anna Carpena

 

Textos

1.-  Una somnolencia invencible le asaltó. Cerró los ojos. Necesitaba descansar. Los últimos días habían sido tensos, cargados de entrevistas y compromisos. La noche anterior apenas había dormido. Se había entretenido revisando las conferencias y bibliografía del curso, las fichas fundamentales. Y luego estaba el equipo personal. La discusión con Berta. Este traje no. Los zapatos Sebago. Mejor la chaqueta de cachemir puesta; no se arruga. Discutían. Berta había terminado con uno de sus arrebatos histéricos.

“Para qué opinaré, para qué me preocuparé por ti, si no te importa nada de lo que digo…”

Resonaba en sus oídos la última queja, el último reproche. El recuerdo de Berta ahuyentó su sueño.

 

2.- Él había intentado ser cariñoso y se mostró persuasivo y un punto melancólico.

“Al fin y al cabo van a ser cuatro meses  separados, Berta. Será duro para los dos…”

Y tomándola de la cintura la llevó al sofá, sirvió hielo en las copas, las llenó de sus alcoholes favoritos, whisky él, ginebra ella. Brindaron  y se miraron a los ojos como hacían cuando eran muy jóvenes, antes de los niños y el trabajo en la universidad, cuando él todavía estaba preparando la tesis y tenían poco dinero y muchos proyectos, y Berta, que siempre fue igual, desde luego, desviaba sus irritaciones hacia los otros, hacia los que les creaban dificultades o les ayudaban poco… Brindaron, pero Berta estaba silenciosa y enseguida apareció entre sus cejas la arruga del descontento, de la discrepancia, del impulso amargo que le impedía respetar el pacto, la tregua, durante un espacio de tiempo por breve que fuera.

“No será duro para los dos, …” había dicho, “Será duro para mí…”

Un ramalazo de ira sacudió a Daniel ante el recuerdo de la noche anterior ante el comentario de Berta, que le había hecho exclamar:

“Nunca estarás contenta con nada. Sabes que voy a ganar un dinero que nos vendrá muy bien,  que te vendrá muy bien a ti que siempre piensas en términos económicos. Te quedas con los niños, cerca de tu familia, de tus amigas, sin nada especial que hacer. Yo me voy a un lugar desconocido a medir mis fuerzas con aquella gente del Departamento de español que espera de mí algo nuevo y original…”

Era igual. Berta se fue a la cama sin aceptar su juego de marido cautivador, su papel de hombre abrumado por la separación y por la grave responsabilidad que le esperaba al otro lado del océano. Cuando él decidió retirarse ella dormía profundamente pero sus sueños no habían borrado el ceño fruncido de malhumor.

3.-  Cuando Daniel entró en el apartamento el teléfono sonaba:

“¿Sí…?”, preguntó.

Y la voz de Berta añadió un punto de aturdimiento a su cabeza:

“Te he llamado hace una hora pero no estabas. Según mis cálculos son las dos de la madrugada, ¿no?... ¿Qué pasa, que tenéis cursos de noche?... Hombre como me llamaste el primer día y no has vuelto a dar señales de vida….No, no pasa nada especial, sólo querías comprobar que tenía bien el número de teléfono… ¿Ah, una fiesta? Pues para fiesta la que tengo yo montada aquí. No me funciona el calentador, y el agua sale helada. Menos mal que dentro de dos días dejamos la sierra y nos vamos a Madrid… para preparar los colegios, la ropa, la casa,  todo… Además aquí no va a quedar nadie… por cierto te ha llamado, y no sé quién le habrá dado el teléfono, una de esas niñas de la tesis que quiere tu dirección. Yo no se la he dado… Tú verás… Ah, ¿sabes lo que me ha dicho Lola? Que Luis y Carmen se separan… Típico del verano.  No sé por qué. A lo mejor sabes tu más que yo, ¿no?..., Bueno, si no tienes nada más que decirme te dejo que esto sube horrores… Los niños bien claro… Llámame cuando quieras.”

 

4.-  A través del océano la voz de Berta llegó hasta su mesa de trabajo. Daniel sostuvo el auricular con una mano y con la otra se apretó la frente mientras escuchaba.

“Te llamo para que hables seriamente con Javier. … Con los exámenes de Septiembre encima y no da ni golpe… Claro, como tú no te ocupas. Parece mentira que seas profesor y no controles los estudios de tus hijos. … Ahora te lo paso y le dices lo que te parezca porque yo, sola, ya no puedo más… Ah, por cierto, quería recordarte que a finales de mes me pasan la factura de la moqueta del salón, que está quedando preciosa, pero dime si quieres que paguemos con cheque o les digo que esperen porque ya saben que tú estás fuera, en Estados Unidos…. Oye, ayer me llamó Carmen para ver si tú sabías algo, si me habías dicho a mí algo de Luis, si tú crees que tiene  alguna por ahí porque ella está muy mosca. Al parecer él le dice que quiere separarse una temporada porque tiene una crisis y necesita tiempo para poner orden en su cabeza…Y yo le he dicho: “Pareces tonta, hija, qué poco sabes de la vida”… Aquí está Javier, te lo paso…”

 

5.- “Por primera vez en la vida te has olvidado de mi cumpleaños. ¿En qué piensas? ¿Se te ha subido América a la cabeza? ¿Te crees algo por estar ahí unos meses?...

¿Dónde has estado todo el fin de semana? ¿Tú crees que se puede uno marchar así, sin dejar un teléfono ni una dirección? ¿Y si pasa algo? ¿Y si tengo que decirte algo importante de los niños? Nadie, ni en el despacho de la universidad, ni en tu apartamento ha contestado. No se puede ser más egoísta. ¿Qué para qué te llamo? … Ya ni me acuerdo, pero creo que tengo derecho a llamarte cuando me apetezca, ¿no?... Ya estoy calmada… A un week-end con amigos. ¿Sólo con amigos? ¡Qué raro hijo!...No me amenaces con colgarme, que no estoy loca”

“Te entiendo, mensaje recibido… No te llamaré más que una vez por semana o antes si hubiera peligro  de muerte de uno de nosotros… Tú llama cuando quieras. Siempre me encontrarás clavada en el mismo sitio”…

 

Josefina Aldecoa, El enigma (Selección)

 

Fitxes:

Connexió amb un mateix: Emocions, pensaments i sentiments

 

Lectura dels textos anteriors de Josefina Aldecoa.


a)
Durant  la lectura, apunta tot el que et passa per dins.

b) A partir de la primera llista classifiqueu:

      • Emocions i sentiments:
      • Cognicions (conceptes, creences, idees):

 

Empatia

a) Què senten els dos personatges? (podeu escollir un o dos paràgrafs o tot l’escrit sencer)

Algunes orientacions per arribar a comprende i sentir les emocions i els sentiments dels personatges:

1. Què diuen?

2. Com ens imaginem la seva veu? En quina entonació parlen?
3. Què està passant?
(Comprensió de la situació.)
4. Ens preguntem: M’ha “passat això a mi alguna vegada?” (Busquem experiències prèvies.)

5. Com em sentiria si em passés?

Sentiments de cada personatge

Comunicació assertiva


Els personatges d’aquesta novel·la, en aquest fragment, no saben dir el que volen en realitat, es veuen arrossegats per les pròpies emocions i sentiments.

a)      Marca les frases que més obstaculitzen una bona comunicació.

b)     Comenteu el que diuen i el que voldrien haver dit en realitat si fossin capaços de gestionar millor les seves emocions.

c)     Reescriviu els diàlegs més assertivament (un paràgraf)

[Aquestes fitxes formen part del taller realitzat a les II Jornades d'Educació emocional. Santa Coloma, març de 2006.]