Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Conferències / Los arrecifes de coral

Los arrecifes de coral

Comentarios de una conferencia sobre los arrecifes de coral

En la sala de actos de la Residencia de Investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas, el pasado 11 de noviembre tuvo lugar un ciclo de conferencias sobre comunidades bentónicas (en el Mediterráneo, en los arrecifes de coral y en la Antártica), a cargo de una serie de investigadores (Miquel Zabala, Rafael Coma y Josep Mª Gili) sobre los arrecifes a cargo de Rafael Coma. Resumimos a continuación la conferencia sobre arrecifes, a la que asistimos algunos alumnos de 4º A.

 

Los arrecifes de coral son acumulaciones de roca calcárea formadas por organismos que crecen contra las corrientes. Conforman estructuras que crecen gracias al crecimiento de los corales sobre cualquier sustrato situado a poca profundidad, tanto cerca de la costa como en el mar abierto. Los arrecifes actuales tienen su origen hace unos diez mil años, cuando el nivel del océano llegó a ser como en la actualidad después del Holoceno (última glaciación). El registro fósil sitúa el origen de los arrecifes a finales del Eoceno (40 millones de años), pero hay evidencias del sistema arrecife en rocas de hace 150 mil años. En los atolones, los arrecifes crecen alrededor de las islas volcánicas y conforme éstas se van hundiendo, los arrecifes crecen hacia la superficie formando un anillo alrededor de la isla hundida. Si el hundimiento de la isla es más rápido que el crecimiento del arrecife, éste finalmente muere. De los 7500 géneros de corales conocidos, 5000 han desaparecido y 25000 sobrevivieron a la última gran extinción a finales del cretácico y forman parte de los arrecifes actuales. Se cree que los arrecifes contienen más de un millón de especies, pero de ellas sólo se han descrito unas 10000.

 

Una pauta heterogénea

La región indo-pacífica alberga la mayor diversidad de especies y los arrecifes de mayor longitud. Se considera que desde la zona oeste de Oriente Próximos radió la mayor parte de especies y la zona de Indonesia es el reducto con mayor densidad (las larvas de los corales se dispersan con las corrientes después de la puesta la columna de agua).

 

Factores de distribución de comunidades de arrecifes

Todos los factores que determinan la distribución, generan gradientes verticales muy claros y gradientes horizontales menos evidentes aunque importantes. Los tres factores ambientales más determinantes son la iluminación, la temperatura y el hidrodinamismo, como vamos a ver en seguida.

 

Distribución

Los arrecifes se encuentran entre 30º N y 30º S (trópicos de Cáncer y Capricornio), y una temperatura inferior a 20º C limita su fisiología.

 

Éxito ecológico en un medio oligotrófico

Una de las razones del éxito de los arrecifes se encuentra en la simbiosis entre corales y algas unicelulares: las zooxantelas se encuentran en regiones pobres (arrecifes) en nutrientes. Las zooxantelas extraen nutrientes del agua y de los productos de excreción de los corales, y éstos obtienen su fuente de carbono en las algas y de nitrógeno en el zooplancton. Es un sistema en equilibrio: los corales controlan tanto el crecimiento como la expulsión de la zooxantelas.

 

Sistema basado en la búsqueda de la luz

El arrecife crece hacia la superficie del mar en busca de la luz necesaria para la fotosíntesis de las zooxantelas simbientes. La morfología de los arrecifes sigue una pauta: aumentar la superficie de exposición.

 

Crecimiento del arrecife

La simbiosis entre corales y alga es esencial para la precipitación carbonatos y para la formación del esqueleto de los corales. Crecimiento lento en masivo (1-5 mm por año), rápido en ramificados (hasta 10 cm por año.

 

El hidrodinamismo como factor clave

Los arrecifes se desarrollan en zonas de elevadas corrientes. Extraen las partículas y sustancias inicialmente con tan sólo ofrecer un obstáculo a las corrientes. Las adaptaciones se dan a nivel de región, comunidad, población, colonia o individuo.

 

Dieta mixta y captura de presas

Los arrecifes están formados mayoritariamente por organismos sésiles que capturan presas mediante diferentes mecanismos: intercepción, gravedad, atracción, etc. Esta estrategia suspensívora complementa la adquisición de sustancias mediante la simbiosis con algas; los corales capturan cualquier presa a menos de 10 cm de distancia.

 

Reproducción sexual y asexual

El ciclo biológico de los corales es muy flexible. La reproducción sexual se caracteriza por la reproducción de un gran número de gametos y una baja tasa de fecundación. La reproducción sexual tiene un papel clave en la recuperación y mantenimiento de los arrecifes. Pueden producir 1 o 2 millones de huevos fecundados.

 

Vivir juntos favorece el éxito ecológico

Otra de las causas del éxito de los arrecifes es la facultad de formar agregados. Esto se consigue mediante diferentes estrategias de reproducción. La vida en grupo facilita enormemente la captura de las presas.

 

Un sistema en equilibrio

Los organismos arrecifes, especialmente sésiles, contribuyen al balance del sistema al retornar al medio sustancias que contribuyen al reciclado de la materia orgánica que ingieren. Un caso espectacular es la fauna que habita los canales y cavidades del arrecife. Estas cavidades son como una gran esponja por la que circula la mayor parte del agua que interacciona con el arrecife y están formadas por miles de organismos también suspensívoros. En definitiva, un arrecife son todos los organismos que lo habitan.

 

Hábitat e interacciones

La consecuencia más esperable de la formación de agregados en los arrecifes es una elevada complejidad del hábitat que permite la coexistencia de muchas especies

con relaciones interespecíficas muy complejas. Además, las cavidades de los arrecifes son un refugio temporal para muchas especies; sus relaciones mutuas son muy comunes y se basan en comportamientos específicos.

 

Sistema complejo y frágil

Los arrecifes son sistemas muy complejos, hecho que tendría que hacerlos resistentes a cambios ambientales y biológicos, pero acontecimientos recientes relacionados con la actividad humana (sobrepesca, coleccionismo, deforestación, blanqueo, eutrofización, es decir, aumento de nutrientes en el agua debido a la contaminación, etc.) están desestabilizando estos ecosistemas, que han sobrevivido a cambios en la tierra durante millones de años. Por todo ello, los arrecifes en la actualidad constituyen un sistema amenazado (de cada tres arrecifes, uno está amenazado o en peligro de desaparecer por diferentes causas).

 

¿Son eficaces los sistemas de preservación?

La respuesta que se plantea a la excesiva explotación de los arrecifes es la creación de zonas protegidas y cambios en su gestión, pero aún los parques son pequeños y la baja sensibilidad de los países ricos frente a los arrecifes, mayoritariamente situados en países pobres, también es un factor que condiciona su recuperación.

 

Marisol Carbajo Gervás (4t d’ESO, grup A)

[Aquests comentaris van estar publicats a la revista Sota el cel del Puig, núm. 12, gener de 2003.]