Herbolario I

Catálogo de plantas y de árboles imaginarios de los alumnos de 1º B

 

ARIANA.- Es una flor muy conocida porque hace que vivas más años, te da casi la eternidad. Pero esa flor ya no se encuentra en cualquier sitio, se encuentra en tres sitios del mundo: en un lugar de África, en otro de Asia y en otro de Australia. Donde se encuentra más fácilmente es en Asia. Las arianas viven en sitios secos, y han ido desapareciendo porque la gente las coge. Las flores arianas son de color rojo y blanco. Viven camufladas entre inmensos árboles. Hay gente que ha muerto por estas flores, porque si se cogen dos, como su influencia es muy poderosa, matan a quien las haya cogido. Los científicos están tratando de convencer a la gente para que nadie coja estas flores para que todo el mundo viva lo que tenga que vivir.

Gregorio García Pérez

CARAMBILUS AZUCARINUS.- Es una flor grande, de pétalos anchos y formas variadas: redondeados, ovalados, en punta… Su corona no es muy normal, es cuadrada. Su tallo, grueso; sus hojas, largas, pero cada punta dividida en dos. Sus raíces, gruesas, muy fértiles.

Esta planta se alimenta de la energía del sol, de los minerales de la tierra y del agua. No tiene savia, sino muchos glúcidos. De esta planta se fabrican chicles y medicamentos. Cada planta vale unos 600 €. Se cultiva en los precipicios y en sitios cerca del mar. Cuesta mucho de conseguir, por eso, si no se tiene una licencia firmada por la autoridad, no se puede coger. Si se arranca una de estas plantas sin permiso, se tiene que pagar una multa de 2746 €.

Marta Rodríguez Iglesias

CLAUDINIS.- Es el nombre de una flor que sólo se puede encontrar al norte de cualquier selva tropical. El tamaño máximo de claudinis es de 10 cm. Es de colores variados, pero su tallo es verde. Gracias a esta flor los nadadores consiguen nadar más rápido. Cuando te tiras al agua, si tienes esa flor, vas flechado como una bala nadando. Para poder conseguir eso, tienes que dormir con la flor atada al brazo durante una semana, y cada día se le va cayendo un pétalo de un color distinto, así te avisa de cuándo ha pasado la semana.

Clàudia Comella Díaz

ESTELILIS.- Flor de pétalos alargados de color azul y tallo de color rosa. Crece solamente en la sierra de Collserola, en los sitios más húmedos. Si exprimes los pétalos y bebes el líquido, te duermes durante unas tres horas.

Estela Perales Sáez

FRANCISQUILIS.- Esta flor suele encontrarse en el fondo del mar. Hay que ir con mucho ojo al cogerla porque tiene unas espinas invisibles (lo sé porque yo la he tocado y me he pinchado). Es de color lila, preciosa. Esta planta sirve para curar enfermedades (hasta cura el síndrome de Down). A mí me curó cierta enfermedad, y por eso aconsejo cogerla.

Francisco Domingo Martín


FRANTITIS CRUZIATICUS
.- Esta flor crece en montes y colinas sin muchos árboles, pues todos los que viven a su alrededor mueren al poco tiempo de nacer esa flor. Su veneno sólo mata a los árboles, pero no a las personas ni a los animales. Sin embargo, los puede dejar dormidos, mareados, desmayados, enfermos… e incluso en coma. Es una flor grande y vistosa. Todos sus pétalos son azules menos uno, más alargado, de color rojo. Su tallo es largo y fino. El veneno lo fabrica en un órgano de color amarillo que se encuentra en el centro de la flor. Es una sustancia peligrosa y su efecto se propaga por las abejas y en la miel que éstas fabrican. En la Edad Media se utilizaba en las torturas; le provocaba al torturado sudores y mareos.

Francisco Cruz Illán


JENNIFERLIS.- Esta flor es muy especial. Se dice de ella que es la flor del amor. También se dice que si alguien logra cogerla, nunca estará solo, porque la flor le dará amor, para enamorarse o para que se enamoren de quien la ha cogido. Cuando he dicho “quien logra cogerla”, lo he dicho porque esa flor se encuentra a 6.553 m de profundidad, en el agua, en el océano Atlántico, al sudoeste de Andalucía. Y hasta ahora nadie ha logrado coger la flor del amor.

Jennifer Calvillo López

LAVINIS.- Mi flor se llama lavinis. Del tallo salen tres ramificaciones y cuatro hojas finas y cortas. En la parte superior tiene una cápsula ovalada donde guarda el polen venenoso de la que salen cinco pétalos de gran tamaño. Si algún insecto o cualquier otro animal se le acerca, la planta desprende el polen venenoso y lo hace desmayarse. Al despertar, el animal se volverá bueno.

Esta planta se suele encontrar en lugares secos, ya que tiene una gran potencia en su raíz y puede llegar hasta un kilómetro de largo. Toda ella es de color lila y rojo, pero el tallo es azul. Lo que más necesita para sobrevivir es mucho sol.

Alba Calvo Lallave

MARIPILI.- Esta flor no es venenosa. Se llama maripili. Le gustan las sardinas y, en general, todos los peces. Es de color rojo, verde y amarillo. Parece que tenga ojos, nariz y labios. Cada siete semanas le crecen nuevas hojas. Cuando te acercas a esta flor, ya sabes cuál es por su olor a vainilla. Es fácil encontrarla en lugares donde no haya ruido ni gente, en el campo.

María Santiago Visiedo

 

MARILINI.- Esta flor habla conmigo, aunque, cuando lo digo, todo el mundo cree que estoy loca. Pero, bueno, como digo la verdad, a mí no me importa lo que piense la gente.

Marilini viene de un pueblo llamado Marilandia. Os explicaré cómo fue. Un día, en Marilandia, nacieron muchísimas flores. El rey empezó a ponerles nombre y a Marilini le dijo: “Tú, por ser como eres, te llamarás Marilini, en homenaje al pueblo de Marilandia.”

Esta flor la buscan todos los floristas del mundo. Y así, ahora que la tengo yo, espero que no vengan aquí todos los floristas del mundo buscándola.

Mª Teresa Alba Torres

NATILIS.- Es una flor extraordinariamente feroz, se come a sus parientes, a sus admiradores… a todos. Todas las personas que la huelen se vuelven locas, comienzan a llorar, a reír, a dar brincos… Tiene cara de huevo y cuerpo de flor. Huele a rosas. Tiene poderes para hipnotizar. Lo único que come son palomitas y trozos de goma. Fuma cigarros. Lo que más le gusta hacer es destrozarlos con la boca. Fuma Fortuna, le gusta ver Operación Triunfo en la tele. Cuando se enamora, se transforma en una mujer bella, rubia, con ojos azules y piernas largas y suaves. Cuando ya tiene en el bote a su enamorado, lo seduce con su olor y… ñam, ñam… Luego vuelve a su forma verdadera. No le gusta el agua; sólo le gusta el gas.

Natàlia Fernández Hervás

 

NORA.- Esta flor tiene doce pétalos de dos tipos, unos alargados y finos de color lila, acabados en punta y otros más redondos, ovalados y más cortos, de color amarillo.  Se alternan un pétalo alargado y otro redondo. En el centro de la flor, redondo, grande y de color naranja, se guarda el polen, que sirve de alimento a los insectos. El tallo de la nora es fino, verde oscuro, con dos hojitas verdes y alargadas. Esta flor mide unos 50 cm más o menos. Sus colores son llamativos para que a los insectos les sea fácil encontrarla y alimentarse (además, los insectos transportan su polen).

Tatiana Gómez Montalbán

OLGUINIS.- Es una flor de color rojo y plateado con el tallo de color verde. Procede de Rusia y sólo se puede cultivar allí; en España no crece. Decían los antiguos que ésta era la planta del amor, que enamoraba a casi todo el mundo. Actualmente, no se tiene esa creencia. Sí, la gente la compra, pero ya no es como antes. Olguinis es una planta que huele muy bien, casi como la rosa.  Vale actualmente unos 12 €. Creo que esa flor hace milagros.

Olga Montoya Cinca

RESUCITAPERSONAS.- Es una flor que suelta un veneno que mata los virus. Sólo hace falta poner al enfermo de cualquier virus al lado de la planta y, al cabo de un minuto, ya está bien, y por eso ahora la están plantando mucho.

Cristian Martínez Cabezuelo

SAMUELIS.- Esta flor de la que os voy a hablar es muy extraña. Lo más seguro es que no la conozcáis. Se llama samuelis, y sólo la podréis encontrar en los Pirineos. Aparte de ser muy bella y tener un olor muy agradable, esta flor sirve para curar cualquier enfermedad, como el cáncer, el sida, etc. Nuestros antepasados la utilizaban para eso. Algunos morían porque la flor estaba protegida por un terrible monstruo de las nieves. Hasta que llegó un caballero con una espada y mató a esa mala bestia. Hoy en día quedan muy pocos ejemplares porque hay muchas enfermedades en nuestra época y todos los enfermos recurren a ella.

Samuel López Perales

 

TOUFINIS.- Es una planta de color amarillo fosforescente y verde. Esta flor sólo se puede encontrar en los fondos marinos, entre algas y rocas. La toufinis es una flor que huele muy bien. Si se toca, es muy suave. Y de noche puede brillar como una bombilla por su color fosforescente tan fuerte. La flor puede conseguir que una persona se enamore de otra (si le regala la flor toufinis).

Abdessamad Chentouf

VIRGILITIS.- Es la flor del amor eterno, del amor sin fin. Si una pareja está segura de su amor y quiere vivir unida para siempre amándose día a día sin que nada ni nadie la separe, ha de ir en busca de virgilitis.

Virgilitis es una flor única que no puede reproducirse. Nació un día así porque sí, para evitar que los amores de verdad se destruyan. Así que, por favor, se ruega no arrancarla para que permanezca para siempre. Claro que si no es por su culpa, ni las tormentas de lluvia o de nieve ni los vientos más fuertes podrán arrancarla. Para llegar a ella, la pareja ha de dirigirse hacia el pico de la montaña del Puigmal y subir a ella escalando, sin separarse el uno del otro. Para que sus poderes se realicen, la pareja ha de rodearla cogidos de la mano, y esperar a que la flor se ponga de color azul y, de nuevo, naranja. A partir de ese momento, la pareja puede volver segura a casa o al infinito, segura de que jamás se romperá.

Virginia Zaldívar Puigmal

 

ARBOLARIO

ÁRBOL DEL AMOR.- Las hojas de este árbol tienen forma de corazón, por eso se llama el árbol del amor. Tiene el tronco amarillo y marrón, y a su alrededor se ve volando algún que otro corazón. En su copa se ve un lazo rojo. Si alguien pasa junto a este árbol, se enamora inmediatamente.

Teresa Alba Torres

ÁRBOL DE LA FELICIDAD.- Este árbol se encuentra al lado de los lagos más grandes de España. Crece junto a lagos porque necesita mucha agua y el agua tiene que estar limpia porque, si no, el árbol se moriría. Su fruto, muy abundante, tiene forma de corazón. La gente va en busca de este árbol para ser feliz. Hay otros árboles parecidos a éste, la diferencia está en el color del fruto: si es negro, si te lo comes te amargas la vida; si es rojo, serás feliz. Este árbol siempre nace sobre rocas.

Gregorio García Pérez


ÁRBOL DE LA MUERTE.- Este árbol es bajo, pequeño, los más grandes no miden más de un metro. Es un árbol que suele estar retorcido y suele tener formas raras. Sus ramas parecen brazos y la parte de arriba del tronco nunca tiene ramas, en cambio tiene un hueco muy profundo. Las antiguas tribus asociaban este árbol, feo y de color negro, con la muerte, y por eso colocaban las cabezas de sus muertos en el hueco del tronco, de manera que daba la sensación de que el árbol tuviera cabeza, brazos y cuerpo. En invierno salen sus frutos, de color negro. Estos frutos son extraños, tienen una forma irregular y en la parte inferior, la que mira al suelo, tienen una ventosa. Sus hojas marrones son alimento de muchos gusanos. Las hojas de estos árboles son escasas, suelen tener entre veinte y treinta hojas (una por cada rama). Sus hojas tienen una sustancia pegajosa que hace que los gusanos queden pegados. Cuando caen los frutos, los gusanos, al pegarse en la ventosa, se desplazan y esparcen las semillas, así cada árbol está alejado de los otros. Los frutos en los que no se prenden gusanos no se pueden desplazar.

El fruto es comestible y, aunque no lo parezca, produce alegría, salud, suerte y algunas cosas más. Esta propiedad parece concordar con el aspecto del fruto o del árbol.

En la Edad Media el fruto no se comía. La gente era más supersticiosa y tenía miedo del árbol de la muerte.

Francisco Cruz Illán


BOUATO.- Es un árbol brasileño parecido a un arbusto porque sólo se le ve la copa y muy poco tronco. Su tronco, marrón claro, es muy fino, pero resistente a los vientos fuertes y a las precipitaciones, y acaba normalmente en seis hojas alargadas de un verde amarronado que parecen pegadas en la punta. En el dibujo se ve cómo, si se parte por la mitad, los frutos están en el interior del árbol. En realidad, la copa del árbol es de un verde tropical. Su fruto se llama bouatitos, es un fruto muy rico, también con sabor tropical, que suele ser de color amarillo cuando está verde, y naranja rojizo cuando está en su punto. Este fruto contiene ocho vitaminas, además de hierro, y su forma es parecida a la de la pera.

Virginia Zaldívar Puigmal


CANALU.- Este árbol se llama canalu, mide diez metros, tiene tres copas de color lila y un solo tronco de color naranja. Se encuentra en lo más alto de las montañas de Montserrat. Su fruto se llama nalu, tiene forma cúbica, pesa cinco kilos y es de color amarillo o rojo. Esta fruta sirve para quitar los dolores de quien esté muy enfermo, tenga 40º de fiebre o, incluso, esté muriéndose. El fruto se emplea de esta forma: se coge el fruto del árbol, se cuece en la cazuela hasta que hierva el agua, se deja enfriar, se parte por la mitad, se come una de las mitades y, al cabo de una hora, uno queda como nuevo. La otra mitad del fruto o se guarda en un sitio húmedo o se tira a la basura. Y la mitad usada se puede volver a usar.

Jennifer Calvillo López

CATICÚ.- Este árbol tiene forma de palmera, a pesar de sus abundantes hojas. Es muy bonito. Su fruto se llama cati y parece una pequeña pirámide de color amarillo. Su aroma es de lo mejor que existe (bueno, eso dice la gente). El fruto de este árbol, gracias a las vitaminas que contiene, es muy útil para que los hombres y las mujeres dejen de roncar. Se encuentra en el noroeste de Europa.

Samuel López Perales


LUAN.- Este árbol se llama luan. Tiene forma de copa, pero al revés. Este árbol sólo se puede encontrar en el norte de Irlanda. Tiene unos frutos muy raros en forma de globos de diferentes colores que sólo salen en invierno y, a veces, en las primeras semanas de la primavera. Los frutos de este árbol se llaman ruanitos, tienen un sabor de chocolate amargo. La copa de luan es de color rosa afucsiado y su pequeño tronco, de color azul cielo.

Clàudia Comella Díaz

OUTOILUS.- Es un árbol tan extraño, que su tronco está curvado. Este árbol crece en medio del océano Pacífico. Outoilus da unos frutos cuadrados, de color naranja y sabor amargo y dulce a la vez. Es un fruto comestible, lo que ocurre es que quien se lo come empieza a llorar como una magdalena. En Italia ya se ha encontrado un hombre muerto por la llorera. Las hojas de outoilus son grandes y anchas.

Natàlia Fernández Hervás

 

GRINTUS.- Es un árbol de forma alargada, como un paraguas; los ejemplares más altos miden 5 metros. Es de color rosa y verde. Tiene frutos de color marrón que se llaman acatis, que son comestibles. Para comerlos, sólo tienes que limpiarlos, quitarles el hueso del interior y comértelo. El fruto tiene forma de un corazón pequeño y contiene tres vitaminas, la A, la B y la C. Quedan muy pocos grintus, todos en la India. Pueden vivir hasta 70 años.

Abdessamad Chentouf


OZNA.-
Este árbol nace en la parte baja de las montañas del Himalaya. Tiene un fruto que es lo que hace que los serpas se mantengan tan jóvenes durante tanto tiempo y con una salud formidable. Sus frutos son muy abundantes, por eso anidan en estos árboles muchísimos pájaros. Los nidos más abundantes son los del búho nival, pájaro que aguanta perfectamente las bajas temperaturas. El nombre de ozna le viene de los antiguos serpas del Nepal.

Joan Díaz Solana


PAPALO
.- Este árbol se llama papalo. Mide tres metros, tiene dos troncos amarillos y una sola copa de color azul. Este árbol está en peligro de extinción (sólo quedan cuatro ejemplares de su especie).

Este árbol no da fruto, pero es conocido por sus flores: cociéndolas en agua se prepara un té que cura a los ciegos. Nadie puede utilizar de momento sus flores porque los botánicos están investigando todavía cómo reproducir este árbol. Estos árboles proceden de China.

Estela Perales Sáez

 

ROQUEDRO.- Es un árbol muy raro, tiene la forma cónica de un abeto. Vive en los picos de las montañas más oscuras. Su copa es de color gris y su tronco, de color amarillo. Su fruto, de color rojo, sirve para acordarte de todo, sin nervios ni intranquilidades, cuando tienes exámenes, vas a comprar o tienes que hacer cálculos matemáticos.

Ese fruto no se encuentra fácilmente. Por cierto, hay una breve historia de la montaña más oscura. Había allí, en su pico, dos roquedros con muchos frutos. Toda la gente que lo sabía quería uno de sus frutos, pero eso era muy difícil, porque había unos espectros muy malos. Pero se juntaron un hombre muy sabio y un niño muy hábil, y juntos consiguieron coger un fruto. Los espectros lo permitieron porque lo único que querían era ver gente en equipo y compartir sus cosas y no competir.

La fruta es muy mala y empalagosa, pero como bien dice un decir, “para presumir hay que sufrir”.

Marta Rodríguez Iglesias

SARO.- Es el árbol que muchas personas sueñan conseguir. Estaba ya plantado en la Tierra antes de que hubiera otro ser vivo. Se dice que es un árbol de otra galaxia. El saro pudo crecer en la Tierra antes que cualquier otro ser vivo porque no necesita oxígeno y puede aguantar sin alimentarse cuatro millones de años. Espectacular, ¿no?, pues ¿por qué creéis que se dice que es de origen alienígena?

El saro no pudo alimentarse hasta que aparecieron los humanos, porque este árbol, o eso pensamos, se alimenta de los sentimientos alegres de las personas. Es un árbol muy parecido al abeto, pero de color azul, y en cuanto roba un pensamiento alegre a alguien, se le enciende una lucecita en el filamento de una rama. La leyenda dice que cuando estas luces estén todas encendidas, quien pase por delante puede pedir un deseo alegre. Se dice que un árbol oculto bajo las arenas del desierto, esperando a alimentarse de alguien.

Víctor Santos Jurado

 

ROXERJUMIO. Este árbol se llama roxerjumio, es de color lila y muy hermoso, mide dos metros de alto y su copa, tres de ancho. La gente lo llama milagritos porque en verano tiene un fruto muy especial: si lo tomas, te enamoras (yo lo tomé y me he enamorado de una chica). Lo malo que tienen algunos ejemplares de este árbol es que si alguien los toca le puede aparecer el síndrome de Down. Por suerte, a mí no me pasó, pero fui con cuidado. Sus frutos más apreciados son los que están más altos.

Francisco Domingo Martín

VEGAETAN.- Es un árbol que mide diez metros de alto. Este árbol sólo da un pequeño fruto, que crece en la punta más alta de la copa, y por eso es tan difícil de coger. Quien come de este fruto, llamado vege, se convierte en la máxima atracción de la gente. Será famoso, todos lo querrán, saldrá por la televisión… y puede que llegue a rodar una película o a ser cantante. También tendrá muchos amigos. Este árbol se encuentra en sitios muy secos y apartados de la ciudad y de la gente. Hay varios ejemplares en el mundo, y muy poca gente los ha encontrado. El fruto es de color azul y tiene forma de medio melón y tiene como una larga pelusa que cuelga hacia abajo.

Alba Calvo Lallave


VENENOSO.- Este árbol se parece a un pino por la forma pero su fruto parece una manzana. Su fruto es venenoso; comiendo sólo un pedazo, ya te mueres. En todo el mundo hay cerca de un millón de estos árboles venenosos.

Cristian Martínez Cabezuelo


WARNER.- Este árbol tan extraño se llama warner, tiene una forma piramidal, su copa es de color amarillo y su tronco, rojo. Se encuentra en el norte de Rusia. Da un fruto muy extraño, unos pimientos rojos de sabor dulce y, a la vez, amargo, pica un poco. Parece un árbol extrañísimo. Atrae a mucha gente porque da mucha suerte.

Olga Montoya Cinca

[Aquests herbolari va estar publicat al núm. 8 de la revista Sota el cel del Puig, abril de 2002]