Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Música / Un cuarteto de cuerda

Un cuarteto de cuerda

Comentaris d'una audició musical

Audició: Un cuarteto de cuerda

El 12 de noviembre de 2009, los alumnos del IES Puig Castellar hemos podido presenciar una audición de un cuarteto de cuerda en el salón de actos de nuestro instituto. Este cuarteto estaba formado por dos violines, una viola y un violonchelo. Vladimir y Jaume tocaban los violines, Sabina la viola y Daniel el violonchelo.
Nos explicaron varias curiosidades sobre estos instrumentos, como que el violonchelo es el instrumento musical que más se parece a la voz humana, que el primer violín con la forma actual se fabricó en el siglo XVII… Más tarde nos enseñaron varios trucos para hacer que quede mejor la melodía, varios de estos son: glissando, crescendo, decrescendo, vibrato, tremolo, staccato y legato.
A continuación nos mostraron unos efectos especiales para provocar una sensación no muy propia de los instrumentos de cuerda frotada. Algunos de ellos son: collegno, sul ponticell, pizzicato y harmónico.
En esta audición los músicos tocaron varias melodías, entre ellas la de la película La Pantera Rosa.iMe ha parecido una audición muy interesante porque en música hemos estudiado hace poco tiempo los instrumentos de cuerda y nos ha ido muy bien que nos hablaran de este tipo de instrumentos musicales.
Arturo Castosa (1º de ESO)

El violín es un instrumento de cuerda frotada que tiene cuatro cuerdas afinadas en intervalos de quintas: sol2, re3, la3, y mi4. La cuerda de sonoridad más grave es la de sol2, después le siguen en orden creciente re3, la3 y mi4.
Las partituras del violín suelen estar en clave de sol, por eso antiguamente la llamaban clave de violín, el violín tiene las características de no tener trastes, a diferencia de la guitarra, eso dificulta su aprendizaje.
Está formado principalmente por una caja de resonancia de dos tablas: la armónica y la del fondo; los lados laterales contienen unas efes que es por donde sale el sonido.
La viola es un instrumento musical de cuerda, parecido en los materiales y en su construcción al violín, pero de mayor tamaño. Su sonoridad se sitúa entre los graves del violín y el agudo del violonchelo y el contrabajo. Es considerada como el contralto o el tenor dramático de la familia de los instrumentos de cuerda.
Las cuerdas de la viola están afinadas en quintas: do, sol, re, la. Al intérprete se le llama viola o violista. Entre los violistas más relevantes están Cynthia Phelps, José Manuel Román, Joseph de Pasquale. Algunas de las obras para violas son el Sexto concierto de Bradenburgo (J. S. Bach), Trío para viola, clarinete y piano (Mozart) y Concierto en do mayor (Schubert).
El violonchelo o chelo es un instrumento de cuerda frotada que pertenece a la familia del violín, de tamaño y registro entre la viola y el contrabajo.
Es considerado el instrumento más parecido a la voz humana. A lo largo de la historia de la música se han compuesto muchas obras para violonchelo debido a su gran importancia dentro del panorama musical al ser un instrumento básico en muchas formaciones instrumentales. Algunos de los violonchelistas más famosos fueron Pau Casals, Juan Ruiz Casaux y Paul Tortieler.

El contrabajo es un instrumento musical de la familia de los cordófonos por frotación o de arco, de voluminoso tamaño por ser el que produce los sonidos más graves. Tiene generalmente cuatro cuerdas.
Es el segundo mayor y más grave de los instrumentos cordófonos, superado sólo por el octabajo, que da sonidos dos octavas más bajos que el contrabajo. Por eso, hasta tiempo relativamente reciente, muy pocas veces se usaba como solista. El primer contrabajista virtuoso fue Domenico Dragonetti. En jazz, figuras como Ron Carter, Charlie Mingus, Scott LaFaro, Niels-Henning Pedersen, Ray Brown o Charlie Haden lo tocaban. En la música latina destaca el cubano Israel Cachao López, y en tango, el argentino Kicho Díaz.
Algunas técnicas para tocar estos instrumentos son el glisando (consiste en resbalar el dedo por encima del batedor); el crecendo (ir subiendo el volumen), el diminuendo (ir bajando el volumen), el vibrato (hacer vibrar la mano encima del batedor), el tremolo (hacer temblar el arco), el legato (las notas atadas, normalmente producen tranquilidad); stacato (las notas se tocan de una manera más cortante).
Y algunos recursos interpretativos: collegno (poner de tal manera el arco que la madera también toque las cuerdas); supentitello (tocar cerca del puente); pizzicato (usar el instrumento como una guitarra con los dedos a pellizcos); armonic (hacer sonar las frecuencias más agudas poniendo el dedo encima de las cuerdas pero sin tocar el batedor).
Emma Teresa Ascaso De Haro (1º de ESO)

[Aquests comentaris van estar publicats al número 32 de la revista Sota el cel del Puig, desembre de 2009.]