Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Articles / Jocs d'atzar

Jocs d'atzar

Jocs d'atzar de la Mediterrània

Jocs d’atzar

Las tabas

 

El juego de las tabas es un juego tradicional que fue muy popular en otros tiempos, tanto entre niños como entre niñas.
Las tabas se sacan del hueso de las patas traseras de los corderos. Se limpiaban bien y, a veces, se pintaban sus caras.

Además de las tabas, en este juego se empleaba a veces una pita (la pita es como una canica) o las bolas de cristal que cerraban las botellas de gaseosa (también podía utilizarse una bolita de barro bien alisada y seca).
El juego de las tabas es un juego de destreza. Se jugaba con siete tabas y una pita. Cada lado tenía un nombre: güito, correa, culo y chicha. […]

José Luis Álvarez Culebras (2n d’ESO)

 

Las tabas es un juego de origen griego. Se juega con un hueso (taba) del talón de algunos animales (vaca o carnero). El juego consiste en arrojar la taba al suelo (donde se habrán marcado dos rayas), al espacio entre las dos rayas. Mientras se juega, se van haciendo apuestas.

La taba es un hueso con un lado cóncavo y otro plano. Si cuando se tira el lado cóncavo queda hacia arriba, eso es “suerte”; si queda hacia abajo, se pierde. Si cae verticalmente siempre se gana y el jugador se lleva el doble o el triple de la apuesta.

Joshua Sánchez Romero (2n d’ESO)

 

Para jugar a las tabas se necesitan cuatro tabas (huesos de la pata de un cordero) y una canica.  Cada taba tiene cuatro caras: rey, hoyo, tripa y correa. Siempre juegan más de dos jugadores. Una variante del juego es para chicos y otra para chicas.

En la variante de chicos se tiran por turnos las tabas al aire y se dejan caer. Si sale rey, el jugador al que le sale esta posición es el que manda pegar; si a un jugador le sale hoyo, recibe los correazos que manda el rey; si sale tripa, al jugador no se le hace nada, y a quien le sale correa es el encargado de pegar los correazos que manda el rey.

En la variante del juego para chicas, se juega con cinco tabas: una de ellas se tira al aire y las otras se colocan en el suelo. Por turnos, las jugadoras tiran la taba al aire y mientras intentan colocar las otras en una determinada posición, primero de una en una, luego de dos en dos… Para que una jugada sea válida, la taba que se tira al aire no debe caer al suelo. Cuando una jugadora fallaba dejaba paso a la siguiente.

Cristina Godoy Garay (2n d’ESO)

[Aquests textos van estar publicats al núm. 14 de la revista Sota el cel del Puig.]