Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Articles / L'escola i els immigrants

L'escola i els immigrants

Opinions sobre el cas d'una nena magribina

Los derechos de Fátima


Hemos leído estos días en La Vanguardia una serie de noticias sobre Fátima Elidrisi, una niña marroquí que quería asistir al colegio llevando un pañuelo en la cabeza. Todos deberían apoyar a esa niña, porque por ser extranjera se tiene que tener más cuidado y no rechazarla, pero lo que parece es que la rechazan por ser marroquí y no por llevar velo en la cabeza.

A Fátima han tenido que acompañarla sus padres, que se llaman Alí y Zhora, a su nuevo colegio la primera vez, porque en su primer colegio no la dejaban entrar con velo. Fátima se estaba incorporando a un grupo de 2º de ESO y sólo hablaba unas palabras de español, ¿cómo iba a asistir a clase?, se preguntaban todos, pero luego decidieron que Fátima debía ir sin velo y con el uniforme del colegio. Pero después, en el otro colegio, han dicho que si Fátima llevaba pañuelo, eso no sería un problema.

Muchas personas están en contra de que Fátima tenga que llevar velo, pues piensan que ésa es una costumbre de Marruecos pero que no es propia de España.

Nosotros creemos que a Fátima deben respetarla sea como sea ella, y en todo caso llevar velo no afecta al estudio, pues también tenía que llevar uniforme y si ella es muy firme en su religión, no hay nada que hacer.

19 de febrero de 2002

Haisenhower Sánchez Sánchez, Cristian Raúl Marulanda, Álex Ballesteros Vinueza y Víctor Aguilar Calvo, alumnos de 1º de ESO (grupo B)


Fátima Elidrisi

Fátima Elidrisi, niña de 13 años, marroquí, primero tenía que ir a un colegio concertado de monjas concepcionistas y después, al instituto Juan de Herrera de San Lorenzo de El Escorial, y no la dejaban entrar por llevar un pañuelo en la cabeza.

En el caso del colegio de monjas, quienes la impedían entrar también llevaban un velo en la cabeza, pero el suyo es un velo católico. La excusa para no dejar entrar a la niña era que en ese colegio los niños llevaban uniforme. En esa escuela nadie piensa en los niños y en cómo quieren vestir. Fátima dice que es ella la que quiere ponerse el pañuelo porque su madre y su abuela también lo llevan. El Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid dijo que la niña iría con el pañuelo si así lo quería. Pero nosotros creemos que debería replantearse la ayuda económica a esa escuela por su comportamiento segregacionista.

Este caso de la niña Fátima tiene que ver con otros que demuestran que ha habido un aunmento de la xenofobia hacia los inmigrantes musulmanes, especialmente hacia los marroquíes. En el caso de Fátima, tienen la culpa los de la escuela, pero también los padres, porque hay que pedir que respeten tus derechos, pero tú también tienes que respetar los de los demás.

Nosotros creemos que no es justo que no dejen entrar a la niña Fátima al colegio por llevar un pañuelo. Algunos niños llevan pendientes, gorra, pantalones amarillos, rojos, verdes, etc. En el colegio privado aún se puede comprender que no la dejen, pero no en uno público. Nosotros creemos que si llega a quejarse, la dejarán entrar con el pañuelo en la cabeza. los que tienen menos razón son los padres y los responsables de la escuela, porque lo único que han conseguido es que la niña entre con retraso. Y además las monjas también llevan velo, la única diferencia es que el de ellas es católico.

Francisco Domingo Martín, Olga Montoya Cinca y Marta Rodríguez Iglesias (1º de ESO, grupo A)

[Aquests comentaris van estar publicats al núm. 9 de la revista Sota el cel del Puig, maig de 2002.]