Sou a: Inici / Activitats / Activitats educatives / Ciutadania / Fòrum de les cultures

Fòrum de les cultures

Aportacions dels nostres alumnes a les exposicions de treballs escolars del Fòrum de les cultures 2004

Fòrum 2004

 

Pau

 

LA PAZ EN EL MUNDO

 

Si yo fuera paloma blanca,

Símbolo de paz,

Estaría orgullosa

De la gente que no quiere el mal.

 

Escrita en el cielo una nota

Que pone: “Sí a la paz”.

Y el mundo se da la mano

En símbolo de amistad.

 

Olvidar la guerra,

Dejarla atrás,

Que un mundo unido

Es un mundo de paz.

 

Lidia Díez Asensio (1º de ESO, grupo C)

 

 

LA PAZ

 

La paz en el mundo debe reinar.

Si no lo hace ella, ¿quién lo hará?

 

No deben ni pueden el hambre y el dolor.

Quien consiga la paz será el ganador.

 

Hay personas que en la guerra mueren,

Personas que morir no deben.

 

Gran precio que la guerra maldita

Se cobra por la gente que no la evita.

 

El camino de la paz hay que seguir:

Todos juntos lo podemos conseguir.

 

Carlos Albarrilla (1º de ESO, grupo A)

 

 

POEMA

 

Els canons s’acosten

La desgràcia ve amb ells.

No morirem vells

Per culpa d’aquesta guerra

Interminable.

Moren molts innocents

Per culpa d’aquests inconscients.

 

No podem viure en pau.

Fugim en pateres,

Passem les nits fredes.

La tristesa ens domina de nou.

Alguns moren,

Altres viuen,

Per fi arribem a la fi,

Ens detenen per ser estrangers.

No tenim papers.

Ens tornen al nostre país,

A la mort segura,

Sense felicitat alguna.

 

Xavier Parro Ventura (1r d’ESO, grup A)

 

LA PAZ

 

Si yo fuera un árbol

Os daría mis frutos.

 

Si yo fuera una casa

Os daría un hogar.

 

Si yo fuese un libro

Os enseñaría a leer.

 

Si yo fuese un lápiz

Os enseñaría a escribir.

 

Si yo fuese un juguete

Os haría jugar.

 

Si yo fuera comida

Me repartiría a los pobres.

 

Si yo gobernara la tierra

Acabaría con las guerras.

 

Daniel Mendoza (2º de ESO, grupo A)



Diversitat

 

QUÈ PENSO DE LA HUMANITAT?

A mi, personalment, em sembla que a la vida hi ha moltes injustícies. Per exemple: la guerra contra les persones més dèbils, abusar dels més dèbils o febles. O que algunes persones dels països rics no vulguin compartir les seves coses amb altres dels països pobres. Que les persones racistes vulguin que les que no ho són no es puguin ajuntar amb els seus amics d’altres llocs.

Jo crec que totes les persones siguin adults o siguin nens, ens hauríem de comportar d’una manera civilitzada, és a dir, que si jo no vull jugar amb algú, no hi jugo i prou, però no per això els altres no han de poder jugar. Que no hauríem d’insultar sense cap motiu i procurar no barrejar-nos amb els amics o altres persones perquè el que de debò estaria bé seria que visquéssim en un món ple de felicitat i d’harmonia i, sobretot, en un món on hi hagi pau.

A mi m’agradaria molt aquesta vida o aquesta manera de ser. Que tots ens estimem, uns i altres, i sapiguem compartir les nostres coses amb els companys i amics.

Yeraldina Paulino (1r A)

 

Para mí, esto de la convivencia es muy importante, porque es como tener solidaridad con las demás que tienes a tu alrededor y saber compartir lo que tienes con los demás. Ayudarse los unos a los otros es como darle una mano a otra persona para que salga del agujero oscuro en el que se encuentra y así poder conseguir que esa gente pueda vivir en paz. Todo esto está relacionado con la paz, y si todas las personas del mundo fueran así, el mundo no estaría tan trastornado como lo está ahora. Y si algún día se acabase todo esto, se acabarían también el racismo y otros males que tienen las personas.

Andrés Romero (1º B)

 

CARTA A LA HIJA DE UN HOMBRE AHOGADO

Hola, me llamo Ana. Siento la triste noticia de la muerte de tu padre. Intentó cruzar el Estrecho para daros una vida digna. Siento que la patera naufragara. No estés triste. Tu padre era muy valiente al intentar hacer lo que hizo para daros una vida mejor. Siento que estés un poco enferma, pero pronto te curarás. Se que no puedes pagarte los medicamentos y que, por eso, tú y tus cuatro hermanos tenéis que trabajar ocho horas diarias para llevar dinero a casa y ayudar a vuestra madre. Eso demuestra lo buena persona que eres. Aunque es una lástima que no puedas ir al colegio.Ya verás cómo tu país, Liberia, progresa y todo se arregla. No llores, no te pongas triste. Te curarás. Por mi parte, me solidarizo contigo y prometo hacer todo lo que pueda o esté en mis manos por ayudaros. De momento valoraré todo lo que tengo. Un beso y un abrazo.

 

Ana Balsera (1º C)

 

EL NIÑO DE LA PATERA

 

Hola. Soy un niño de 10 años, soy de Marruecos. Mañana por la mañana llegaremos al estrecho de Gibraltar. Estoy muy nervioso; todos  los de mi familia nos jugaremos la vida. La verdad es que no quiero morir ahogado en el mar. Mi madre dice que ella tampoco quiere morir; dice que si consiguiésemos llegar, viviríamos muy bien pero que tampoco le da miedo morir porque no se juega nada. Mi padre ya está en España desde hace un año; mi primo también está allí con mi padre trabajando en la obra juntos. Eran las cinco de la tarde cuando salí del colegio, ya estamos en la cuenta a atrás. Estuve despidiéndome de mis amigos toda la tarde. Al cabo de poco eran las ocho. Fui a mi casa, donde estaban mis abuelos, mis tíos, toda mi familia, despidiéndose de  nosotros, luego cenamos todos juntos y a las diez o así me fui a dormir. Pero no he podido pegar ojo, estuve recordando todas las cosas buenas que había vivido con mis seres queridos. Eran las 5 de la madrugada cuando me puse a llorar pensando en que yo no quería morir. Mi madre me escuchó y me dijo una cosa que siempre le decía su madre; me dijo: “No temas a la muerte pues después de la muerte vendrá algo mejor que la vida.” Yo, al escuchar eso, pensé que si moríamos moriría con el ser más querido. Al cabo de poco sonaron las campanadas, eran las 6. Me puse a dormir en la cama con mi madre abrazados. Ella no dejaba de acariciarme, de darme besos. Nos dormimos y nos despertamos muy pronto, eran las 8. Mi madre se vistió y salió a hacer unas cosas,  al poco volvió y nos fuimos al puerto.  Una vez allí había muchas personas ya subidas en la lancha. Subimos y al cuarto de hora vinieron más personas.  A las 10 zarpamos hacia España, hacia Andalucía.
En todo el trayecto no dejamos de rezar y rezar. Cuando llegábamos a la costa, empezaron a levantarse olas muy grandes. La patera empezó a moverse con unos movimientos muy bruscos. Mi madre se abrazó a mí y no me soltó. Al cabo de poco vimos cómo venía una ola gigante, nos preparamos y cuando chocó, la barca se volcó. Mi madre no se soltó de mí, me abrazaba con todas las fuerzas. Me dio su aire para que yo pudiera respirar. Vi cómo se echaba las manos al cuello y con una sonrisa se soltó. Se le quedó la cara sonriendo mientras subía a la superficie flotando. Me quedé mirando hacia arriba. Cuando ya no podía aguantar más, empecé a sentir miedo. Intentaba respirar pero era imposible. Pensé que era mi fin. De repente vi cómo una mano me agarraba. Salí a la superficie. No podía respirar, tenía agua en los pulmones. Me hicieron el boca a boca y vi algo, vi personas que hablaban en un idioma que no conocía, pero que, al parecer, se alegraban de que yo pudiese vivir. Yo esta desconsolado, triste. Mi madre había muerto; pero también estaba contento: sabía que ella iría a una vida mejor, a una vida de felicidad, y que me esperaría hasta que yo fuese con ella.

 

Miguel Ángel Vera Reina (1º C)

 

 

CARTA A UNA NIÑO DE ETIOPÍA

 

Querido Yihad:

Todos los españoles y españolas sentimos mucho la pobreza que tenéis en vuestro país. Y nos sentimos impotentes por no poder ayudaros. Yo soy una niña de doce años llamada Anabel, y me siento porque no sé si todos los mayores piensan como yo. En el mundo tendríamos que tener todos los mismos derechos y las mismas oportunidades de comer, tener casa y trabajo. Y de ser felices con nuestra familia y nuestros amigos. Yo os mandaría comida, juguetes y otras cosas, pero no siempre es posible. Cuando en el instituto se realiza una campaña de solidaridad, todos mis amigos y yo solemos participar. Me gustaría que todos los niños y niñas de Etiopía tuvierais la oportunidad de ir a una escuela para que, cuando crezcáis, tengáis un buen futuro. Sí, es cierto que mucha gente ha apadrinado a algún niño, pero no mucha gente lo hace. Esperemos que cada vez lo haga más gente para que todos podáis tener las mismas oportunidades. Cuando sea mayor, me gustaría poder ir de voluntaria a Etiopía, para conocer el país y ayudaros.

Muchos saludos.

 

Anabel Ortega (1º A)

 

LA POBREZA

 

¿Por qué hay personas que viven la vida siendo pobres? ¿Por qué hay gente que no tienen trabajo, y tampoco tienen agua para vivir normalmente? Éstas son las peguntas que me he estado haciendo desde que era pequeña, y no porque lo viera en la tele, sino porque lo sentía y, aparte de eso, porque lo había estudiado en el cole. No quiero ser pesimista, pero no creo que las personas que viven en el tercer mundo puedan vivir como ahora por mucho más tiempo. Los que están bien ¿por qué no pueden apadrinar a un niño del tercer mundo, cuando hay más de 30.000 personas que han apadrinado a uno o dos niños? ¿No lo hacen porque tienen corazón? Además, si nosotros estuviéramos en el mismo caso que los niños pobres, sentiríamos la misma sensación que ahora estamos sintiendo en esta semana de la solidaridad. Yo si tuviera más dinero, apadrinaría a varios niños, aunque fuera poco a poco. La verdad es que si todos pudiéramos apadrinar a un niño del tercer mundo, sería la gloria.  No me gusta que estemos con los brazos cruzados, mirando cómo sufren los pobres niños, cuando a mí me gustan mucho no, muchísimo, los niños pequeños y también los bebés.  Yo nunca, en mi vida he sido racista, porque lo siento dentro de mí. Bueno, aquí ya me despido, haced lo que os digo: reflexionad sobre los niños pobres, y también sobre lo de apadrinar a un niño.

¡Hasta luego!

Melanie Ims García (1º A)

 

Justícia

 

CONTRA LAS INJUSTICIAS

 

La muerte y la desolación

Llegan en forma de cañón.

 

Lo que Dios estuvo construyendo,

Los humanos lo estamos destruyendo.

 

Los ricos comen miel del mejor enjambre

Mientras la gente pobre anda pasando hambre.

 

En un mundo de avaricia

Los pobres se merecen una mejor vida.

 

Carlos Albarrilla (1º A)



SI YO FUERA…

 

Si yo fuera camarera

Repartiría la comida.

 

Si yo fuera fontanera,

Llevaría agua al mundo.

 

Si yo fuera cantante

Cantaría por todas partes.

 

Si yo fuera maestra

Enseñaría a los pobres.

 

Si yo fuese pintora

Pintaría la verdad.

 

Si yo fuera futbolista

Ganaría por ellos.

 

Si yo fuera dueña de la Tierra

La repartiría a todos por igual.

 

Begoña Curero Sastre (2º  A)

 

 

SI  YO FUERA…

 

Si yo fuera Bush

Os llevaría a todos en autobús,

En el autobús del amor,

Y seríamos como nos hizo Dios,

Todos iguales

Como en nuestras vidas reales.

 

Si yo fuera el mundo

Ayudaría a los vagabundos

A vivir como marqueses

Y que no tuvieran que estar como peces

De tanto trabajar.

¡Paz, y a todos, igual!

 

Miquel Quiñonero (2º A)

 

SI YO FUERA…

 

Si yo fuera rica

Daría dinero a los pobres.

 

Si yo fuera pobre

Esperaría algo de los demás.

 

Si yo fuese negra

Me sentiría orgullosa de serlo.

 

Si yo fuera de una ONG

Ayudaría a los pobres lo mejor posible.

 

Si yo fuera doctora

Salvaría vidas por todo lo alto.

 

Si yo fuera periodista

Escribiría artículos sobre la gente necesitada.

 

Si yo fuera mayor

Adoptaría a un niño de un país africano.

 

Si yo fuera rara en algo

No me avergonzaría de mí.

 

Si yo fuese pintora

Pintaría cuadros sobre los distintos países.

 

Si yo fuera policía

Intentaría que la gente se sintiera segura.

 

Si yo fuera payaso

Haría reír a la gente.

 

Si yo fuera inhumana…

Cuando me diera cuenta,

Me avergonzaría de mí para toda la vida.

 

Tamara Valcárcel Campos (2º A)

 

EN EL AULLANTE VIENTO

En el aullante viento

Viene una lluvia que hiere.

Míralos poniendo clavos en las almas,

En el árbol del dolor

Saldrá una flor de fuego.

Míralos quemando cruces,

Miras las llamas, más y más altas.

 

Apunta al cielo azul.

 

Entonces ese chico se acerca.

Su cara roja

Como una rosa en un espino.

Y él se desprende de esos billetes

Tirándolos,

Cien, doscientos…

 

Apunta al cielo azul.

 

Y puedo ver los aviones de guerra

A través de las chabolas de barro

Mientras los niños duermen

A través de los callejones

De una ciudad tranquila.

Subimos la escalera hasta el primer piso.

Torcemos la llave

Y abrimos lentamente la puerta.

Un hombre sopla fuerte un saxo.

 

A través de las paredes escuchamos

A la ciudad gemir.

Afuera está América.

 

Apunta al cielo azul.

 

Mientras en los campos

Mira cómo el cielo se desgarra

Y una lluvia se precipita

Una herida abierta

Azotando a las mujeres y niños

Que corren a los brazos de América.

Adrián Roldán (4º C)

 

SOÑABA CON DESTACAR…

Soñaba con destacar

En todos los sentidos:

Salud, dinero,

amor y amigos.

 

Me daba todo igual:

Me importaba sólo el prestigio,

Quería divertirme, pasarlo bien,

Hacía, sinceramente, de la vida un vicio.

 

Despreciaba lo que no fuera lujoso,

Despreciaba lo que consistiera en humildad,

Pero, poco a poco, me fui dando cuenta

De un hecho horroroso:

Un hecho que reflejaba la cruda realidad.

 

Un mundo partido en dos:

Gente que navega en la abundancia

Y gente que naufraga

Trabajando bajo el sol.

Gente que viste con elegancia

Y gente que se viste con el dolor.

Gente que duerme en camas decentes

Y gente ni duerme

Porque no posee tanta suerte.

 

Hoy por hoy

Ha cambiado mi sistema psicológico.

Me preocupo por la vida

Y por cambiar este planeta catastrófico.

 

Y con buen corazón espero

Que como yo rectifiqué en el pasado

Se trasmita al mundo entero.

Marta Gozálvez (4º C)

 

 

Sostenibilitat

 

SI JO FOS...

 

Si jo fos un arbre

Sentiria com l’aire

Passeja per les meves

branques.

 

Sacsejaria les meves fulles

I sentiria com la pluja

Em recorre suaument

I em mulla.

 

Si jo fos un arbre

Jugaria amb un altre

I seria feliç

Per viure on visc.

 

Parlaria amb els ocells,

Cantaria amb els passerells,

Comentaria amb l’herba

Com sempre tan verda.

 

Si jo fos un arbre

Mai em queixaria

Perquè sóc com sóc

I visc en el bosc.

Laura Torán (1r C)

 

[Aquests textos van estar publicats a la revista Sota el cel del Puig, núm. 18, febrer de 2004.]