Epistolario I

Cartes dels alumnes de 1r d'ESO a diferents destinataris i amb diferents motius

PRESENTACIÓN

 

Las cartas que se recogen aquí fueron escritas a lo largo del curso por los alumnos de 1º de ESO (grupo A) como ejercicios de clase de Lengua Española. Se han reunido en siete apartados.

            En el primero se recogen algunas de las cartas dirigidas al tutor del curso anterior. Con este ejercicio pretendíamos que el alumno alimentara el recuerdo y la gratitud hacia la persona bajo cuya tutela había estudiado el último curso de primaria.

            En el segundo apartado se reúnen las enviadas al concurso de cartas a los Reyes  Magos que convocó el diario La Vanguardia. En algunas de ellas se mezclan los deseos de bienes materiales (juguetes) con los de bienes espirituales (justicia y paz), y en otras no faltan las reflexiones ni las notas del humor.

            La tercera sección está compuesta por algunas de las cartas que se escribieron como parte del proyecto “Cuenta-cartas”, un proyecto de conocimiento de la cultura marroquí a través de una serie de cartas cruzadas con alumnos de una escuela de las afueras de Tánger. Algunas, las de presentación, fueron redactadas individualmente; otras, colectivamente o, en todo caso, están formadas por retazos de cartas de diferentes alumnos.

            ¿Cómo se imagina cada muchacho a sí mismo dentro de veinte años? Hemos intentado averiguarlo pidiendo que cada uno se escribiera una carta a su yo futuro. El resultado de este experimento se puede leer en el cuarto apartado de este librito.

            ¿Se escriben entre sí cartas a la manera tradicional los chicos de hoy? Muy pocos lo hacen. La mayoría prefiere el teléfono, el chat o los mensajes cifrados del móvil para comunicarse, pero si tuvieran que escribir cartas, probablemente sus familiares y amigos serían sus más seguros destinatarios. En la sección quinta recogemos las cartas a los padres y en la sexta, las dirigidas a los amigos, básicamente compañeros de clase.

            En el último apartado hemos recogido cartas a los ídolos, la mayoría televisivos o cinematográficos, aunque no falten los deportivos. Aquí vemos con qué sueñan los chicos en los momentos de debilidad y con qué facilidad aceptan venerar los valores sociales dominantes (el éxito, la fama…). Pero ni éstos son sus únicos valores, ni aquéllos sus únicos sueños: “Hay otros mundos, pero están en éste”, dijo un poeta, y los chicos de 1º lo saben, lo están aprendiendo.

Santa Coloma, 22 de junio de 2002.

Francisco Gallardo Díaz

1. CARTAS AL TUTOR DEL CURSO PASADO

 

DE CLÀUDIA PARA ANNA

 

Hola, Anna:

 

No sé si te acordarás de mí. Soy Claudia, una ex alumna tuya. ¿Qué tal estáis todos? Espero que muy bien; yo también estoy muy bien. En el instituto he conocido a muchos niños, todos son muy majos, incluso los profesores. Para cada asignatura tenemos un profesor, todos son muy simpáticos, bueno, algunos más que otros; todos nos ponen muchos deberes. ¿En qué curso estás ahora? La mayoría de días veo a mis ex compañeros del cole cuando vuelven del instituto. Bueno, te dejo que tengo que estudiar una poesía. Venga, hasta luego.

            Un besazo.

Santa Coloma, 16-10-2001.

Clàudia Comella Díaz

 

P.D.- El otro día estuve hablando con Jennifer y me dijo que a ver si quedábamos un día para ir a veros a todos.

 

DE MARÍA PARA NÚRIA

 

Hola, Núria:

 

Te quiero decir que el instituto no es igual que el cole; tiene muchas cosas diferentes, como los profesores, el edificio, los alumnos, etc.

            Las clases en el instituto me van bien. Los profesores son simpáticos y los compañeros de mi grupo también.

            Espero que te guste mi carta.

            Se despide tu alumna,

María Visiedo Santiago

 

P. D.- Os echo de menos.

 

DE ALBA PARA IMMA

 

Hola, Imma:

 

Hace poco que dejamos el colegio, por eso aún nos acordamos de él. Allí jugábamos, nos reíamos, pero también había algún momento peor que otro. Aquí todo cambia mucho; está todo muy controlado, los horarios son diferentes, el vocabulario cambia mucho y para cada asignatura hay un profesor diferente, pero no es tan difícil como pensaba. De momento estamos repasando lo que hacíamos allí.

            Nuestros nuevos compañeros no están mal. Jenny, que es una chica nueva, es muy simpática, pero, claro, no todos tienen que ser igual. Bueno, la verdad es que a algunos compañeros se les añora.

            Así son las cosas y así te las he contado.

Santa Coloma, 21-10-2001.

Alba Calvo Lallave

 

DE TATIANA PARA Mª JESÚS

 

Hola, Mª Jesús:

 

¿Cómo estás? Yo, bien. En el instituto me va muy bien, pero me canso muchísimo. ¿Cómo estás tú? Seguro que bien, como todos los años. Yo me siento rara, pero estoy muy bien, señorita. ¿Cómo está tu hija? Bien, ¿no? Estos años en el colegio te he querido mucho, y aún eres mi seño preferida. Te voy a dejar porque no tengo más cosas que decirte. Te quiero. Adiós.

 

Santa Coloma, 21-X-2001.

Tatiana Gómez Montalbán

 

DE FRANCISCO  PARA IMMA Y CHARO

 

A Charo y a Imma:

 

Estoy muy bien en el instituto. He hecho nuevos amigos y también conservo los amigos que ya tenía. Espero que a vosotras os vaya igual de bien que a mí. Cambiar de centro no es tan difícil, a los dos días ya conoces a tus compañeros y a los profesores y pareces que has estado allí casi siempre. Que os vaya bien con los nuevos alumnos.

 

Santa Coloma, 21 de octubre de 2001.

            Francisco Cruz Illán

 

DE VÍCTOR PARA IMMA

 

Querida ex maestra Imma:

 

Desde que estoy en el instituto Puig Castellar las cosas son muy diferentes. Tenemos nuevas asignaturas y nuevos profes. La mayoría de los profesores me gustan, son buenos profesores y divertidos. Echo a faltar a los antiguos compañeros de clase. Aunque haya hechos nuevos amigos, sigo echando de menos a los de antes. El Puig está muy bien, no es que sea muy nuevo, pero tiene profesores que son buenos y eso es lo que importa. De momento vamos bien, tanto en los estudios como en las amistades. Aunque siempre hay alguno que mete la pata y se lía con todos. Lo que más me ha gustado del cambio son las nuevas materias que tengo que estudiar.

            Un saludo.

Santa Coloma, 21-X-2001.

Víctor Santos Jurado

 

DE ESTELA PARA PERICO

 

Querido Perico:

 

¿Cómo estás? Yo estoy bien. Al final, el instituto no es tan malo como yo decía: es igual que el colegio pero con chicos y chicas más grandes que yo. Ah, y también he hecho muchas amigas y los profesores son buenos. Y a ti, ¿cómo te va con los alumnos de 6º? ¿A que son más gamberros que nosotros? Porque nosotros éramos angelitos, ¿verdad?

            Bueno, adiós, Perico. De tu ex alumna Estela. Besos.

 

Santa Coloma, 13-10-2001.

Estela Perales Sáez

 

 

DE ABDESAMAD A TERESA

 

Hola, soy Abde, del año pasado. ¿Cómo estás, Teresa? Yo muy bien. ¿Cómo va el trabajo este año? Yo, en el Puig Castellar, estoy muy bien. Tengo muchos amigos y amigas y los profesores son muy buenos. Me tratan muy bien, como los otros amigos. Pero en el instituto estudiamos una hora más y el viernes estudio dos horas más. Me gustaría saber si el Xavi sigue allí de profe de E. F.

            Venga, adiós. De aquí a poco iré a verla. Besos.

 

Santa Coloma, 21 de octubre de 2001.

Abdessamad Chentouf

 

DE SAMUEL A IMMA

 

Hola, Imma:

 

¿Qué tal te va sin mí? Estoy en el Puig estudiando (o eso intento). Voy a trabajar todo lo que pueda para... Estoy contento en este instituto. Es un poco aburrido pero qué le vamos a hacer. Está cerca de mi casa, menos mal, que si no... Nos ponen muchos deberes, sobre todo un profe/profesora (es una máquina poniendo deberes). He conocido a mucha gente nueva, “muy buenos amigos, excepto alguno”. Entramos a las 8.30 y salimos a las 13, menos los viernes, que salimos a las 14 y no vamos algún día por la tarde (los miércoles y los viernes). Y esto es todo.

            Adiós.

Samuel López Perales

 

2. CARTAS A LOS REYES MAGOS

 

Queridos Reyes:

 

Quiero que hagáis felices a los niños pobres. Seguro que les caerán algunos juguetes; yo les mando cada año peluches. A las personas que no tienen nada de dinero y no tienen para regalos para sus hijos, les deseo que este año les caiga algo de dinero o de juguetes. A todos los pobres, a los que no tienen dinero. Me da mucha pena, pero a mí siempre me cae algo, nunca me quejo. Les daría todos mis juguetes y lo que pudiera se lo daría. Les daría toda mi alma, pero mi alma no puedo. Tengo que quedármela yo, no puedo dársela.

Tatiana Gómez Montalbán

 

Queridísimos Reyes:

 

Este año no os pido mucho, ya que me estoy haciendo una mujercita y las muñecas son para las niñas pequeñas.

Melchor, Gaspar y Baltasar, ya que sois los Reyes de Oriente, ¿me podríais traer algún regalo de por allá? Este año os pido que haya paz en el mundo, que no haya guerra, que las mujeres maltratadas tengan los mismos derechos que los hombres y, finalmente, que se acabe de una vez con el terrorismo. También me gustaría que las mujeres maltratadas, a la hora de denunciar a su acosador, no se callaran, porque, si no, recibirán una tras paliza hasta la muerte. Ayer vi por la tele cómo pegaban a una mujer y comencé a llorar. Vosotros tres os imaginaréis que pasa si cada noche viene tu marido borracho y te pega una paliza... Yo no, pero sé que me dolería.

A mí me gustaría hacerme socia de alguna ONG, ayudar a los de Intermón, a la gente del Tercer Mundo... Y me gustaría que regalarais mis regalos a los pobres.

Bueno, no me enrollo más. Muchas gracias.

Os quiero.

Natalia Fernández Hervás

 

 

Queridos Reyes Magos:

 

Este año he sido muy buena con todo el mundo. Por tanto, yo creo que me tenéis que traer algún regalo. He pedido sólo un móvil y un libro. Pero para todo el mundo quiero paz y amor y no terrorismo. Y para los niños del Tercer Mundo, muchos juguetes y comida. Como veis, no pido casi nada. También quiero que este mundo no sea ni machista ni terrorista; sólo quiero un mundo bueno para todos.

En fin, no quiero que os canséis. Que sigáis para adelante y que repartáis juguetes a todo el mundo.

Olga Montoya Cinca

Queridos Reyes Magos:

 

Este año no me voy a pedir nada de juguetes, ropa, zapatos... Este año voy a pedir algo muy especial. Quisiera que reinara la paz en todo el mundo, que no hubiera guerras como, por ejemplo, la de Estados Unidos y Afganistán, porque están muriendo muchas personas. También quisiera que todo el mundo tuviera comida, porque en muchos países la gente se está muriendo de hambre. Ya sé que es mucho pedir y que vosotros a lo mejor no podéis cumplirlo porque vosotros os dedicáis a repartir juguetes a los niños, pero si pudierais, me haríais muy feliz.

Muchas gracias.

Estela Perales Sáez

 

 

            Queridos Reyes Magos:

 

            Espero que penséis, como yo, que me he portado bien. Este año me gustaría tener: un telescopio, la casa de levitación de Harry Potter y algo de ropa. También me gustaría que no os olvidarais este año de los niños pobres, porque siempre os olvidáis de ellos, y que haya felicidad en todo el mundo, y que se acabe la guerra de Bin Laden.

            Si podéis, dejadme al lado de los regalos una nota explicándome cómo lo hacéis para repartir tantas cosas en una noche. Os estaré muy agradecido.

            Feliz Navidad.

Francisco Cruz Illán

 

            Queridos Reyes Magos:

 

            Este año me he portado muy bien. Creo que vosotros sois muy buenos con las personas, sobre todo con los niños. Todos los años tenéis mucho trabajo pero este año con los euros, todavía más, porque tenéis que comprar los juguetes en euros y creo que es un follón. Sois unas personas muy apreciadas por los niños. Y cuando yo veo los anuncios de los niños pobres que no pueden comer porque no tienen dinero, se me cae el corazón al suelo, porque me da mucha pena.

            Mi hermana, sobre todo, está deseando que vengáis y cuando yo veo que es tan feliz, me emociono, porque la quiero mucho.

            En fin, este año quiero que me traigáis unas botas, unas bambas, una chaqueta y algunas chuches.

            Os quiero mucho, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Jennifer Calvillo López

 

            Queridos Reyes Magos:

 

            Ya sé que todos los niños pensamos lo mismo el día en que los Reyes Magos se supone que tienen que traer los regalos, que si es una consola, que si es un juguete... Si pudiera pedirlo, pediría que todo el mundo fuese igual económicamente, que no hubiera gente trabajando duro durante más de un día y que luego cobre una miseria que no le sirve ni para comer, mientras otra gente se abanica con billetes de dinero.

            También me gustaría que no hubiese terrorismo en el mundo, ni que estén matando a gente cada día de forma irrazonable. Que no existan las armas ni las guerras, ni los delitos... Me gustaría que el mundo viviese feliz y en paz.

Víctor Santos Jurado

 [Esta carta fue publicada en el suplemento diario de “Vivir en Barcelona”, de La Vanguardia, el 19 de diciembre de 2001.]


Hola, queridos Reyes Magos.

 

Os escribo esta carta porque os quiero mucho. Este año os voy a pedir poder veros, si lo podéis hacer. Yo creo que mis padres os ven, pero yo no, ¿por qué? Este año os daré yo la bebida y el jamón. Si no podéis darme ese deseo, me lo decís. También deseo ver vuestros camellos y la estrella de Oriente. Y que mejore el juego de España, es decir del fútbol, del bádminton, del básquet, etc. Y además que acabe la guerra de Estados Unidos contra Afganistán, que encuentren a Bin Laden y que se solucione el problema.

            Quiero haceros unas preguntas a vosotros, Reyes Magos:

            ¿Por qué sois tan mágicos?

            ¿Por qué Baltasar es negro?

            Y una pregunta que va para los tres: cuando erais pequeños, ¿os dejaban regalos otros Reyes Magos?

            Podéis traerme una carta respondiendo a todo esto. Y este año no pido ningún regalo para mí porque he madurado.

Francisco Domingo Martín

 

Hola, me llamo Alan García y vivo en la calle San Joaquín de Santa Coloma. Os quería pedir unos cuantos regalos, si no os molesta: un escaléxtric, una canasta de básquet, una diana con dardos y una portería de fútbol.

            Espero que os portéis bien como el año pasado y que los juguetes lleguen sin romperse. Aunque me he portado un poco mal, no me castiguéis, porque hay que saber perdonar.

            ¡Gracias!

Alan García García

 

            Queridos Reyes Magos:

 

            Como ya sabéis, soy Virginia, y os envío esta carta para que sepáis que este año no me he portado mal (bueno, un poquito traviesa sí que he sido) y que me merezco algunos regalos, aparte de las otras muchas cosas que me gustaría tener. Me gustaría tener un caballo y una moto de trial (pequeña) para subírmelos a Prats de Molló, ya que allí hay montañas. Pero como eso no es posible, os pido sólo una cosa (la primera que se me ha pasado por la cabeza y no sé otra), y me gustaría tenerla: un órgano, un buen órgano para tocarlo, así aprendería a tocar el piano (que me gusta) y pasaría divertidos los ratos aburridos. Aparte de pedir esto, me gustaría que le regalaseis algo a mi familia y a todos los que pasan hambre, y convertir los malos momentos en buenos. Con eso os digo que ayudéis a la gente que lo pasa mal y, sobre todo, que evitéis las guerras y los enfrentamientos, y que si de verdad tenéis magia, pongáis fin a la guerra que en este momento está sucediendo.

Virginia Zaldívar Puigmal

 

            Queridos Reyes Magos:

           

            Cuando era pequeña creía que los Reyes eran muy buenos. Por eso, un día antes de que vinieran, le decía a mi madre que yo quería ponerles la leche, los polvorones, los barquillos, etc.

            A finales de año nos reunimos y como yo era y soy la más pequeña de la familia, en todas las casas de mis tíos caían y caen regalos para mí (cuando era más chica, echaba la carta en el buzón de la esquina).

            Siempre os escribo a los tres, Gaspar, Melchor y Baltasar. Todos los años tengo mucha ilusión. Pedía Barbies, ropa, bombones, CD, películas, material escolar nuevo, etc. Hace 8 años que he decidido estudiar una carrera cuando vaya a la Universidad: Zoología. Porque la gata que teníamos en la montaña me salvó la vida pues una cría de serpiente me quería morder en la mano y cuando la gata la vio, la cogió del cuello y se la comió. Desde aquel momento quiero dedicarme a los animales. Por esto todos los años pido un yorksay, que es una raza de perro.

            A mí me gusta la Navidad, pero mi madre la define como un día cualquiera. Este es el año que más regalos he pedido. Este año me he portado muy bien y mis padres también, o sea, que no me traigáis carbón, aunque no sea verdad.

            ¡Buenas fiestas!

            Posdata: A ver si sabéis qué voy a pedir.

Marta Rodríguez Iglesias

 

 

3. PARA LOS ALUMNOS DE 4º DE LA ESCUELA TARIK TETOUAN

 

 

¡Hola, amigos!

 

Me llamo Juan Díaz, vivo en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). Estudio en un instituto que se llama Puig Castellar, el más antiguo de la ciudad. Tengo doce años, soy moreno, ojos marrones, mido aproximadamente 1.50 m. En mi grupo somos 24 niños, dos de los cuales son marroquíes, otros tres chinos y los demás españoles. En cuanto a los profesores, está bien, tenemos uno por asignatura. El que nos ha hecho escribir  esta carta es el profesor de Lengua Española, que se llama Francisco Gallardo, y es el coordinador pedagógico.

            Yo juego al fútbol en dos equipos, uno en el del instituto. Me gusta mucho el fútbol y soy seguidor del Barcelona, no del Madrid, que jugó contra el Casablanca. Aquí, el domingo 4 de noviembre, juega el Barcelona contra el Madrid. Creo que ganará el Barcelona.

Juan Díaz Solana

 

 

 

¡Hola! Me llamo Marta. Tengo once años, en diciembre de este año cumpliré los doce. Voy al instituto Puig Castellar. Estudio 1º de ESO. Estoy aprendiendo muchas cosas de matemáticas, inglés, catalán, tecnología, ciencias naturales, ciencias sociales, castellano, dibujo…

            Vivo en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), que está en Cataluña, al noreste de España. Santa Coloma es una ciudad grande, con parques, centros cívicos, piscinas,  supermercados, videoclubs, etc.

            En el instituto tenemos hora de recreo para salir al patio y a mediodía podemos ir a comer a casa, algunas tardes no tenemos clase. Pero, en cambio, voy a piscina y aprendo aeróbic (una especie de baile).

            Mi familia es muy agradable. En diciembre me comprarán un perro (llevo esperándolo cuatro años), ¡ah, qué ilusión!

            Tengo muchos amigos: Olga, Rafa, Natalia, Alba, Virginia, Samuel, Víctor, Fran, Jennifer, Soraya, Rocío…

            Bueno, esto es todo. Adiós (Besmala).

Marta Rodríguez Iglesias

 

¡Hola!

 

Me llamo Víctor. Tengo doce años, soy de pelo castaño y moreno de piel, mido 1.43.

            Voy a explicaros cómo son mis compañeros. Nuestro grupo es tranquilo, claro que hay compañeros revoltosos, algo traviesos, unos más graciosos que otros.

            Este año hemos empezado un ciclo nuevo. Tenemos diferentes compañeros y diferentes profesores. Pero en seguida nos hemos acostumbrado, todos son buena gente. Nuestros profesores son muy buenos, unos mandan más deberes que otros, algunos son más serios y otros más simpáticos, pero todos son buenas personas y buenos profesores.

            A veces discutimos, pero eso no quiere decir que no seamos amigos ni que tengamos que discutir con todo el mundo.

            Os envío esta carta gracias al profesor de castellano.

Víctor Santos Jurado

 

 

 

¡Hola, chicos!

 

Me llamo Jennifer, tengo doce años, vivo en el barrio de Les Oliveres de Santa Coloma y estudio en el instituto Puig Castellar.

            Primero quiero hablaros de cómo es Santa Coloma. Es una ciudad muy grande en la que hay muchas tiendas de ropa, comida… de todo. Hay muchos bares, parques, colegios, institutos, transportes públicos (metro, autobuses). El instituto en el que estudio es bastante grande (tiene patio, cantina, laboratorios…), aquí estudian muchos niños. La mayoría de los alumnos son simpáticos y agradables; los profesores son duros pero enseñan muy bien. Mis compañeros de clase son graciosos, te ríes mucho con ellos. En tan sólo un mes y medio que hace que hemos empezado las clases, ya nos tenemos mucha confianza unos a otros.

            Ahora os voy a hablar de mí. Soy una niña simpática; me gusta estudiar, la música marchosa y estar con mi familia.

            Bueno, ya os he contado bastantes cosas; ahora espero vuestras respuestas.

Jennifer Calvillo López

Querido amigo (o amiga):

 

Soy Virginia Zaldívar Puigmal, tengo doce años. Me gustaría que al recibir esta carta tengas una gran ilusión y decidas contestarme. Entre nosotros hay mucha distancia, así que te será difícil imaginar cómo es mi entorno, de la misma manera que a mí me cuesta imaginar el tuyo.

            Vivo en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona, España). Nuestra cultura es diferente de la vuestra. Las mujeres de aquí tienen más derecho que las de vuestro país, pero, de todos modos, no se pueden igualar sus derechos con los del hombre, ¡qué triste!, ¿verdad?

            Bueno, hablemos de cosas bonitas.

            Mi colegio (bueno, mi instituto) es muy guay. Tenemos un profesor para cada asignatura. Eso quiere decir que, en total, tenemos diez profesores. En el instituto tenemos bar, gimnasio, pistas de básquet, laboratorios, biblioteca, aula de ordenadores… Estoy muy contenta aquí, nos tratan bien y aprendemos.

            Al salir de clase, las amigas nos reunimos y hacemos trabajos juntas.

            La ciudad de Santa Coloma está dividida en barrios: el del Fondo, el del Centro, el de Santa Rosa, Les Oliveres… Yo vivo en el barrio de Singuerlín. Aquí tenemos parques y, sobre todo, ¡tiendas de caramelos! Sinceramente, no me puedo quejar, pero me gustaría poder cambiar algunas cosas para que todos viviéramos en paz y en libertad.

            Como espero recibir tu respuesta, me gustaría que me contaras cómo es el lugar donde vives y cómo vivís. Y nada más, ahora a esperar tu respuesta.

            Un saludo de

Virginia Zaldívar Puigmal

 

 

Queridos amigos de Marruecos:

 

El profesor de Lengua Española nos ha explicado que teníamos que escribir a los niños de un colegio de Tánger. Aunque no sabemos como sois, vamos a escribiros entre todos esta carta porque somos personas de corazón abierto. Nosotros somos los alumnos de 1º A del Instituto de Enseñanza Secundaria Puig Castellar, de Santa Coloma de Gramenet. Nuestra tutora se llama Silvia Valls, y es la profesora de tecnología. Nosotros (la mayoría) tenemos doce años, aunque algunos todavía no los han cumplido, los cumplen o en noviembre o en diciembre. Somos los alumnos más pequeños del instituto. En nuestro grupo somos 24 alumnos, y vosotros ¿cuántos sois en vuestro grupo? ¿Y cómo estáis? Nos gustaría que nos contaseis algo de vuestra vida. En nuestra clase hay cinco niños extranjeros: dos marroquíes, Abdessamad y Kamal, y tres niñas chinas, y los demás españoles. El nuestro es un grupo tranquilo, claro que hay compañeros más revoltosos que otros y algunos más graciosos y otros menos. Entramos en el instituto a las 8.30 y tenemos recreo de media hora a las 10.30, y en ese tiempo no podemos salir del patio. Tenemos clase tres tardes a la semana, los lunes, los martes y los jueves. Algunos de nosotros vamos a natación los miércoles a mediodía y por la tarde algunos de los chicos juegan al fútbol y algunas de las chicas hacen aeróbic, que es como un tipo de baile.

 Tenemos 9 profesores (entre profesores y profesoras), uno para cada asignatura, ¿y vosotros cuántos profesores tenéis? Estudiamos matemáticas, inglés, catalán, tecnología, lengua española, ciencias naturales, ciencias sociales, gimnasia y dibujo. Nuestro instituto es muy grande, tiene cinco pisos y muchas aulas y como nosotros somos nuevos (empezamos a estudiar aquí en septiembre), al principio, si no teníamos mucho cuidado cuando cambiábamos de clase, nos perdíamos.

Nosotros vivimos en Santa Coloma, que pertenece a la provincia de Barcelona, que es una ciudad de Cataluña, que es una región del noreste de España. Para ir de Santa Coloma a Barcelona se puede utilizar el metro. Santa Coloma tiene varios barrios: el del Fondo, el del Centro, Santa Rosa, Las Oliveras... La mayoría de nosotros vive en el barrio de Singuerlín. En nuestro barrio hay parques, una piscina, pescaderías, bancos, tiendas de ropa y, sobre todo... ¡quioscos de caramelos! No nos podemos quejar, pero quisiéramos cambiar algunas cosas para que todos viviéramos en paz y en libertad.

            Nos gustaría mucho que nos escribierais para que empezáramos a conocernos, que nos dijerais cuáles son vuestras asignaturas preferidas y cómo son vuestras fiestas y vuestras costumbres.

            Para que sepáis cómo somos, os mandamos un librito con trabajos nuestros en el que hay una fotografía de nuestro grupo.

            Muchos besos para todos.

 

Santa Coloma, a 12 de noviembre de 2001.

Alumnos de 1º A.

 

Queridos amigos:

 

Hemos recibido vuestra carta y nos hemos puesto muy contentos. Una chica llamada Fátima, que es del Norte de Marruecos, nos ha traducido vuestra carta; los dibujos que nos habéis mandado son muy bonitos, nos han gustado mucho. Sabemos que el objetivo de este proyecto es conocer las culturas de diferentes países, como ahora el vuestro, así que queremos que nos respondáis las siguientes preguntas.

¿Qué juegos típicos tenéis en vuestro país? ¿Os gustaría venir a nuestro país? Si os gusta el fútbol, ¿qué equipo os gusta más? ¿Qué clase de música os gusta? ¿Os gusta otro deporte que no sea el fútbol? ¿Sois muy religiosos? ¿Os lo pasáis bien en la Fiesta del Cordero? ¿Qué comidas tradicionales tenéis? ¿Cuál es vuestra fiesta favorita? ¿Qué clase de regalos os hacen?

Y, por último, queremos que nos mandéis una fotografía vuestra y otra del paisaje de vuestro país. Y nos despedimos con un abrazo y un besazo de parte de los alumnos de la clase de 1º A.

Esperamos vuestras respuestas.

 

Santa Coloma, a 20 de diciembre de 2001.

Alumnos de 1º A

 

Queridos amigos:

 

Hemos recibido vuestra carta. Hace poco que ha sido carnaval, una fiesta típica de aquí. Consiste en disfrazarse de lo que a cada uno le gusta (zombis, elfos, ordenador, tubo de pasta de dientes, etc.). En nuestro Instituto hubo un concurso de disfraces con un jurado formado por alumnos. Cinco alumnos de nuestra clase que iban disfrazados de elfos ganaron el concurso y les dieron un premio.

            Otra fiesta que tenemos en España es la de San Jorge, el 23 de abril. Consiste en que el hombre enamorado le regala a su novia una rosa y la mujer le regala al hombre un libro. Esta costumbre tiene que ver con San Jorge y con Miguel de Cervantes. Tiene que ver con San Jorge porque éste era un caballero que mató a un dragón que tenía secuestrada a una dama, y la sangre del dragón es roja, como la rosa que el enamorado le regala a su novia, así que la rosa representa el amor entre el hombre y la mujer. Y esta fiesta tiene que ver con Miguel de Cervantes, que es un gran escritor que escribió Don Quijote de la Mancha, porque este escritor murió un 23 de abril, y para recordarlo, la gente se regala libros ese día.

            Otra fiesta que tenemos en España es la de San Valentín, que también es una fiesta de enamorados en la que los novios se hacen todo tipo de regalos.

            Otra fiesta religiosa, es la Semana Santa, que se celebra para recordar la muerte de Jesucristo. En la Semana Santa, sobre todo en los pueblos, pero también en algunas ciudades, se sacan de las iglesias imágenes que representan a la Virgen y a Jesucristo y se las lleva por las calles para que todo el mundo las vea. La gente que va con las imágenes va rezando unas veces y, otras, en silencio.

            Otra fiesta que tenemos es la de San Juan, que se celebra en verano, la noche del 24 de junio. En esa fiesta, los chicos tiran petardos y están de celebración por la noche hasta muy tarde.

            También nos preguntáis por las bodas en España. En España la boda no dura nada más que un día. Los parientes del novio lo acompañan hasta la iglesia y allí esperan a que llegue la novia acompañada de sus familiares y amigos. Entonces, cuando llega la novia, el cura les pregunta si quieren casarse, y si ellos dicen que sí, el matrimonio ya es legal. Luego, cuando acaba la ceremonia de la iglesia, se van todos los familiares y amigos a celebrar una fiesta en un restaurante.

            Nos preguntáis si nuestras madres trabajan, y sí, la mayoría de madres trabaja fuera de casa y, además, se ocupa de los niños. Aquí lo más corriente es tener dos hijos, por eso las madres tienen tiempo para trabajar fuera de casa, porque en otros países, como en las familias hay muchos niños, las mujeres se dedican a cuidarlos.

            Bueno, amigos, queremos saber más cosas de vosotros. Esperamos que nos sigáis escribiendo. Un beso muy fuerte para todos. Hasta pronto.

 

Santa Coloma, a 1 de marzo de 2002.

Alumnos de 1º A

 

 

Queridos amigos:

 

¿Cómo estáis? Nosotros estamos bien. El profesor nos ha dicho que tenemos que escribiros una carta hablando de los derechos de los niños. Los niños en España tienen derecho a ir al colegio para aprender, tienen que poder jugar en el recreo y en el tiempo libre, tienen que poder descansar, tienen que ser queridos, cuidados y alimentados por sus padres, no tienen que ser maltratados, tienen que poder expresarse libremente y decir lo que piensan, tienen que tener derecho a la seguridad social y a ir al médico si están enfermos, no deben trabajar antes de los 16 años, deben ir limpios para evitar enfermedades, tienen que poder ir bien vestidos y la gente tiene que ser amable con ellos. Los niños necesitan el cariño de sus padres para poder ser felices. Y estos derechos de los niños españoles los deberían tener todos los niños del mundo. No está bien que los niños trabajen cuando tendrían que estar en el colegio aprendiendo, ni que los abandonen sus padres y nadie les haga caso.

            También creemos que si una niña marroquí viene a España o a cualquier otro país de Europa le tendrían que dejar que llevara el pañuelo en la cabeza si lo quiere llevar. Nosotros no tenemos esas tradiciones, pero vosotros sí, y también hay que pensar en los demás.

            Es verdad que aquí algunos extranjeros pueden haber sido discriminados, pero eso no lo vemos normal, porque los extranjeros son iguales que nosotros aunque no tengan las mismas tradiciones (por ejemplo, nosotros no tenemos la fiesta del cordero como vosotros, pero tenemos la matanza del cerdo).

            En muchos países del mundo puede haber niños abandonados que no tienen dinero para comer y otros mueren de hambre, a otros no les dejan trabajar, pero otros trabajan desde los 10 años, porque necesitan hacer lo que sea para ganarse la vida, aunque tampoco les pagan mucho dinero. Y hemos visto en la televisión cómo muchos niños tienen que tejer alfombras o fabricar balones de fútbol y zapatillas, y eso no es justo, porque los explotan, les hacen trabajar y les pagan muy poco dinero. ¡Ojalá que eso se acabe algún día! También hemos visto en un vídeo a unos niños que han huido con sus familias a países extranjeros porque en su país había guerra o había habido un terremoto. Esos niños viven en campamentos de refugiados y no tienen todo lo necesario para vivir bien. No tienen libros ni ropa ni una casa con electricidad y agua corriente. Y son niños como nosotros. Merecerían tener juguetes y las mismas comodidades que tenemos aquí. Esos niños también deberían tener los mismos derechos que todos los niños del mundo. Para el día de Reyes, que es el 6 de enero, aquí se recogen juguetes para los niños pobres, pero algunos niños se quedan sin juguetes y ellos también tienen derecho a jugar.

            Bueno, amigos, eso es lo que queríamos deciros sobre los derechos sobre los derechos de los niños. Escribidnos y decidnos qué pensáis vosotros de lo que os decimos en esta carta.

            Muchos besos para todos.

 

Santa Coloma, a 25 de abril de 2002.

Alumnos de 1º A.

Queridos amigos:

 

Ésta es la última carta que os escribimos antes de que algunos compañeros viajen a Marruecos. Es una pena que sea la última porque nos estaba gustando cada vez más escribiros, pero no importa, porque los compañeros que irán a veros jugarán con vosotros y nos contarán su experiencia. Nos ha encantado escribirnos con vosotros porque haciéndolo hemos aprendido mucho de vuestra cultura, ahora sabemos más cosas de Marruecos (sobre vuestra religión y vuestras fiestas) y, a la vez, hemos entendido mejor lo que son los derechos humanos. Esperamos que vosotros también hayáis aprendido de nosotros cosas interesantes. Además, lo bueno de esta experiencia es que nos hemos escrito con niños que no conocíamos.

            A los que no vamos a ir a Marruecos nos hubiera gustado mucho ir y conoceros, pero nuestros padres piensan que somos todavía demasiado pequeños para hacer un viaje tan largo. Seguro que cuando seamos mayores iremos a visitar Marruecos y podremos conoceros, sobre todo si continuamos escribiéndonos.

            Los del grupo de los que van a ir dicen que están muy emocionados por el viaje y todos confían en poder entenderse con vosotros aunque no habléis el mismo idioma. Además, como se han ido imaginando durante todo este tiempo cómo es Marruecos por vuestras cartas, ahora quieren verlo de verdad.

            Queremos sacar una conclusión de todo lo que os hemos escrito y de todo lo que nos habéis escrito vosotros, y es que Marruecos parece que esté muy lejos, porque tenéis una lengua, una religión y unas costumbres diferentes de las nuestras, pero, en realidad, está muy cerca geográficamente. Y además está muy cerca porque todos, tanto los españoles como los marroquíes, somos seres humanos y tenemos las mismas necesidades. Y las necesidades de los niños ya sabemos cuáles son: jugar, aprender y tener unos padres que nos cuiden y nos quieran mucho.

            Bueno, amigos, hasta pronto: NOS VEMOS EN MARRUECOS.

             Santa Coloma, a 28 de mayo de 2002.


4. CARTA A LOS PADRES

 

            ¡Hola, papá! ¡Hola, mamá!

 

            ¿Cómo estáis? Yo en este colegio italiano estoy muy mal. La gente me maltrata, me pega, incluso los profesores. Los compañeros de mi clase, cada vez que salgo del colegio, me empiezan a pegar en la cara puñetazos, y los profesores me pegan con la regla, me tiran de las orejas, me golpean en las nalgas y no me dejan tranquilo. Esto parece un infierno. No quiero hablar más de este colegio.

            Quiero deciros que me arrepiento de lo que he hecho. Me podéis dar otra oportunidad, esta vez sí que he escarmentado. Estas vacaciones me gustaría poder ir con vosotros a casa y no volver más a este colegio interno.

            Un abrazo muy fuerte. Adiós.

Francisco Domingo Martín

 

Hola, papá; hola, mamá:

 

            Ya sabéis lo que siento por vosotros. Sabéis que os quiero con toda mi alma. Me habéis dado la vida, me habéis criado, me habéis cuidado… Como soy hija única, me habéis dado todos los caprichos y no me ha faltado nunca nada, pero no me habéis malcriado.

            Supongo que, cuando me reñís, es por mi bien, aunque a veces no lo parezca. Repito que yo os quiero muchísimo y que siempre os querré por ser como sois.

            También tenéis defectos, como todo el mundo, pero sois buenos padres y lo demostráis.

            Espero que los consejos que me dais me sirvan para algo en la vida.

Alba Calvo Lallave

 

 

            Queridos papás:

 

            ¿Cómo estáis? Yo estoy bien. Los argentinos son muy simpáticos con nosotros. Tengo amigos nuevos y con ellos me lo estoy pasando muy bien. Se llaman Maxi, Jose (su hermano) y Alberto (vecino). Aquí tienen muy buena cocina a base de carne, verdura y pasta y, a veces, pescado. Un día fuimos a un restaurante en el que comimos pastel de foiegrás al Oporto y filete de ternera con langostinos y mejillones recién cogidos. Pensaréis que cómo comí mejillones y langostinos, si no tengo costumbre de comer mucho pescado, pero es que aquel restaurante estaba cerca de la playa.

            En las zonas costeras no hay montañas, pero en el interior sí, como el Monte Plomo.

            Espero escribiros todavía otra carta. Os quiero mucho. Saludos a la familia y a los amigos.    

Hasta pronto. Ciao.

Alan García García

 

 

 

            Queridos papá y mamá:

           

            Esto es fantástico, todo lleno de cráteres y de rocas gigantes. Desde aquí se ve la Tierra muy pequeña, con sus mares y sus océanos y con los continentes. Ahora estoy viendo Asia y Oceanía. Como el Sol está detrás de la Tierra, ahora debe de ser de día donde estáis vosotros. Tengo ganas de volver a casa, aquí uno se encuentra muy solo. Además de mis dos compañeros, no hay por aquí un ser viviente en varios kilómetros a la redonda. Tengo hambre, sueño y estoy cansado; buscar agua en estado líquido en los cráteres de la luna no es fácil. Me gustaría que estuvierais aquí y que vierais todo esto.

            Hasta el año que viene.

Francisco Cruz Illán

 

 

            Hola, mamá. ¿Cómo estás? Yo, bien; vivo en Mallorca, me lo estoy pasando muy bien. Tengo novio, se llama Pedro, pero lo llamamos Chico. El día 3 de julio él también irá a Santa Coloma. Hoy pensamos ir al cine.

            Te voy a contar lo que hago. Cada sábado por la noche vamos a una discoteca, aunque no vuelvo muy tarde a casa. Por la mañana suelo ir en barco a dar vueltas o a comer fuera, y no vuelvo hasta la tarde. En el hotel me llevan la cena a la habitación. Y no tengo tiempo de aburrirme porque tengo una consola y juego a lo que yo quiero.

            Y tú, mamá, ¿cómo estás? ¿Y tu bebé cuándo nace? Seguro que es una niña, porque ya somos dos niñas y un niño, así que me gustaría otra niña y que se llame Chenoa (¿a que es bonito?). Bueno, mamá, dentro de quince días te mando otra carta. Dales recuerdos a papá y a los tetes.

            Adiós.

Tatiana Gómez Montalbán

 

 

            Queridos padres:

 

            Como llevo un mes fuera de casa y en ese tiempo no habéis sabido nada de mí, mediante esta carta quiero poneros al corriente.

            Lo primero que tengo que deciros es que os echo mucho de menos; me hacen falta vuestros abrazos, vuestras caricias y, lo más importante, vuestro apoyo para seguir adelante.

            Lo segundo es contaros cómo me van las cosas en Londres. La verdad es que me van muy pero que muy bien. Vivo en un hotel y estoy aprendiendo mucho más inglés de lo que sabía. Trabajo en una empresa de publicidad. Mi turno es de 7.30 de la mañana a 6.30 de la tarde. He protagonizado varios anuncios, en uno hago de madre de unas gemelas de cuatro años que son muy bonitas.

            Como ya os he contado bastantes cosas,  ahora quiero animaros a que vengáis a Londres y si no podéis venir al menos escribidme. Espero vuestra respuesta.

            De vuestra hija

Jennifer Calvillo López

 

 

Querida mamá:

 

Te mando esta carta para decirte que estoy muy bien y que nos lo estamos pasando de muerte aquí, en el campamento. Hace cinco días que estamos aquí y se me han pasado volando, parece mentira que ya sea domingo y que nos tengamos que marchar el jueves. Este pueblo es muy bonito, y hemos hecho muchas cosas: ir a la discoteca, excursiones, puenting, rafting, escalada, montar a caballo… Lo que más me ha gustado ha sido… todo. Y me gustaría repetir esta experiencia porque es una pasada. Por la noche los monitores organizan juegos para darnos miedo.

            Necesito contarte algo. Cuando llegamos y empezamos a montar las tiendas de campaña, llegaron chicos y chicas de nuestra edad de otros colegios, también venían a pasar diez días. Pues bien, uno de esos chicos me gusta. Se llama Andrés, es rubio, ojos azul verdosos, alto fuerte… Ya sabes qué tipo de chico… Y por su carácter (simpático, atrevido, inteligente, gracioso, amable, generoso, honesto, no es escrupuloso, educado, dulce cariñoso, viste bien…), es un chico ideal.

            Tengo miedo de que sepa que le gusto si no voy a ser correspondida o si le gusta otra. Me quedaría helada, cortada, no podría volver a mirarle de la vergüenza que me entraría, y mi corazón se haría cachitos.

            Dime tú qué debo hacer.

            Muchos besitos de tu hija que te quiere y te echa de menos,

Virginia Zaldívar Puigmal

 

 

 

Queridos padres:

 

            Quizá ésta sea mi última noche en la prisión de Reflend y ésta, mi última carta. Mañana me ejecutarán. Por mucho que les hable, se niegan a escucharme: yo no fui quien mató a aquel hombre. Ya no sé qué hacer. Me gustaría que nunca amaneciera.

            Seguramente, cuando os llegue esta carta, estaré muerto. Dadle un beso a mi hermanito de mi parte.

            Se despide de vosotros para siempre,

Víctor Santos Jurado

 

5. CARTA A MÍ MISMO

 

Hola, Fran, soy tú, ¿te acuerdas de cuando tenías doce años y estudiabas en el Puig Castellar? Espero que seas feliz porque, si no, yo tampoco lo seré. Esta carta nos la ha mandado escribir Paco, el profesor de Castellano.

            Te plantearé unas cuantas preguntas, quiero saber cómo será mi futuro. ¿Qué oficio tienes? ¿Has viajado mucho? ¿Tienes hijos? ¿Dónde vives? Si me contestas esta carta, envíame también una foto tuya, quiero saber cómo seré en el futuro. ¿Te acuerdas de cuando escribiste esta carta?

            Hasta dentro de veinte años.

Francisco Cruz Illán

 

 

Hola, Natalia, mi nombre es Natalia. Ahora tengo 33 años. He cambiado mucho desde que era niña; mi físico es ahora muy diferente de entonces. Tengo el pelo rubio, ojos castaños; llevo pendientes en las orejas y en otras partes del cuerpo.

            Tu sueño era ser bióloga marina, espero que lo seas. Espero que cuando recibas esta carta te acuerdes de los profesores del instituto, de Biel, de Paco… y que te pongas contenta.

            Espero que tengas dos hijos, Maribel y Juan Carlos.

            (Esta carta me la envío a mí misma; espero que llegue a ser cierto todo lo que estoy diciendo.)

Natàlia Fernández Hervás

 

 

Hola, soy Fran cuando tenía doce años. Supongo que tú, que eres yo con veinte años más, me podrás decir algunas cosas de mi vida. ¿Cómo seré hasta tener tu edad? ¿Trabajaré o me dedicaré a jugar al fútbol?

Espera, que ahora te respondo. Serás un chaval muy alto, tendrás novia, estarás casado, tendrás un hijo. Jugarás a fútbol sala con el Ràpid pero no llegarás a ir a la selección… Tu hermano se casará con una chavala llamada Marta; son felices. Vivirás algún tiempo en una mansión, tendrás mucho dinero y serás muy feliz. No cumplirás tu deseo de ser una persona libre. Tu hijo crecerá muy sano, será un niño muy abierto aunque algo llorón y algo bajo.

—La mansión, ¿cómo será?

—Muy grande,  con siete cuartos, una galería, dos cocinas, jacuzzi con sauna, jardín con piscina, sala de juegos…

—Gracias, Francisco, pero aún me queda una pregunta. ¿Cómo estará el país? ¿Y el mundo?

—El país estará muy bien. En las ciudades habrá lagos rodeados de césped muy bien cuidado. Lo peor será que en muchos países, menos en España, habrá atentados terroristas…

Francisco Domingo Martín

 

 

Hola, soy Abde Chentouf, ¿cómo estás? Yo estoy muy bien y mi familia también. ¿Cómo están tus hijos? Espero que bien. ¿Cómo te va el trabajo? A mí el instituto me va bastante bien, tengo muchos amigos y amigas y me lo paso bien con ellos. ¿Cómo es tu mujer? ¿Te va bien la vida? A mí, sí, sobre todo el fútbol. En el equipo que juego, ayer ganamos por 6 a 3, fuera de casa. Empezamos perdiendo por 2 a 0 y luego remontamos el resultado. Por favor, respóndeme a las preguntas que te he planteado y mándame una respuesta lo antes posible. Adiós, hasta otra.

Abdessamad Chentouf

 

 

Hola, Alba. Ahora ya eres mayor, tienes 30 años. Espero que estés trabajando y que vivas independientemente. Con doce años no sabías qué estudiar de mayor ni de qué trabajar, ni qué sería de tu vida. Pero sí sabías que querías tener dos hijos a los veintiocho años. Espero que ahora que tienes 30 mis seres queridos estén todos vivos.

Alba Calvo Lallave

 

 

¡Hola, Alan! ¿Cómo estás? Espero que te acuerdes de cuando te escribo esto y de cómo te lo he recordado.

            Me gustaría saber lo que me pasará estos años que me esperan ya que no sé lo que me pasará ni lo que disfrutaré. Esos años que tienes ahora empiezan a notarse. Espero que estés trabajando de lo que te guste. Que tengas mucha suerte en los negocios y con tu pareja.

            Adiós.

Alan García García

 

 

Querido Víctor dentro de veinte años:

 

Me gustaría saber cómo estás, dónde y qué haces, pero antes de todo eso quiero preguntarte si te encuentras bien.

No vayas con malas compañías ni hagas ninguna tontería que después tengas que pagar.

¿Cómo es David, tu hijo? ¿Está bien? Da igual. Te escribo para decirte que no dejes de estudiar y que sigas una buena carrera. No quieras hacerte el chulo, no vayas a sitios que no te gusten, no vayas sólo por presumir. Sé tú mismo. No te dejes influir por malas personas.

Víctor Santos Jurado

 

¡Hola, Samuel! Yo soy tú, pero con 13 años. No sé si te acordarás que esta carta te la mandó escribir un profesor de castellano hace ya veinte años (se llamaba Paco Gallardo). A ti te han pasado muchas cosas y, si no, dímelo a mí que soy más joven. A mí me gustaría ser bombero, espero poder serlo. Deseo que tengas hijos y una buena mujer…

Samuel López Perales

 

 

Hola, yo, con veinte años más. ¿Cómo estás? ¿Sigues viviendo en la calle Juan Valentín Escalas? ¿Has podido cumplir mi sueño de jugar en la selección? ¿Has jugado en el Barça?

            Yo ahora estoy bien. Juego en la Unión Las Palmas de Santa Coloma, voy al instituto Puig Castellar, y mi mejor amigo es Carlos Aguilera, que estudia 2º de ESO.

            ¿Te llevas bien con mi padre? ¿y con Berna? ¿Sigues viendo a mi hermana Juani? ¿Y el abuelo? ¿Tienes novia? Si es que sí, ¿cómo es ella? Ojalá pudiera conocerte, no he te visto nunca pero te quiero. Escríbeme tú algún día.

Juan Díaz Solana, con veinte años menos

 

6. CARTAS A LOS AMIGOS

 

Querida Jennifer:

 

¿Cómo estás? Yo, bien. ¿Qué haces? Yo estoy en casa, haciendo deberes, como siempre.

            Esperemos que el baile de gimnasia nos salga bien, y el examen de matemáticas, también, porque es el viernes y entran muchas cosas. Sólo faltan 40 días para las… ¡vacaciones! ¡Tengo unas ganas de que lleguen…! Quiero ir a la playa, a la piscina… Ya quedaremos algún día para ir a la playa a dar una vuelta… Sólo faltan 40 días para que nos den las... ¡notas! Estoy muy nerviosa, porque como suspenda alguna, ya verás la que me va a caer en mi casa. Pero, bueno, este curso no se repite y por ahora no he suspendido ninguna…

            Un abrazo de tu amiga

 

Estela Perales Sáez

 

 

Querida Yolanda:

 

Quiero que sepas que me caes muy bien, pues eres simpatiquísima. Me ha gustado mucho haberte conocido y te aprecio mucho porque eres buena amiga. Sabes ayudar a la gente cuando lo necesita y sabes un montón de cosas de todo. Tú y Luz Ángela es como si fuerais de mi grupo, porque siempre estáis conmigo.

            Bueno, te deseo suerte.

Natalia Fernández Hervás

 

 

Querida  Olga:

 

Como hace diez años que no nos vemos y tengo noticias que darte y quiero saber cómo te va la vida, he decidido escribirte.

            Para mí, eres una amiga muy especial, porque cuando estudiábamos juntas siempre me contabas muchísimas cosas de ti, por ejemplo, aquella vez que te enamoraste de un chaval que no te convenía…

            Bueno, ahora te voy a hablar de mí. Vivo en Londres, con mi marido y mis dos hijos. Mi marido se llama Dani y mis dos hijas son gemelos, uno se llama Jonathan y el otro Javier. He aprendido muchísimo inglés, sobre todo porque me enseñan mis hijos.

            Bueno, chica, te tengo que dejar, pero pronto volveré a escribirte.

            De tu amiga,

Jennifer Calvillo López

 

 

¡Hola, Tatiana! Soy María. Quiero decirte que te echaré de menos cuando te vayas a Pineda…

            ¿Por qué no has venido hoy al instituto? ¿Estás enferma? Ya sé que jamás me llamarás para ir a dar una vuelta juntas.

            Tatiana, si te escribo esta carta es porque el profesor de Castellano nos ha pedido que escribiéramos una carta a alguien de 1º, y yo te la escribo a ti.

            María Santiago Visiedo

 

PD.- ¿Estás estudiando para el examen de inglés?

 

7. CARTA A UN PERSONAJE FAMOSO

 

A OVERMANS

 

Hola, Overmans. Eres mi ídolo. Si no lo sabías, ya lo sabes. Te admiro porque juegas en el Barça de extremo izquierda y porque corres mucho. Quiero saber cómo estás y preguntarte si te puedo ver personalmente. Me caes muy bien. Por tu forma de ser, de jugar, por cómo les hablas a los seguidores del equipo… ¿Te irás del Barça si vuelve Van Gal? ¿Puedes enviarme una foto tuya? Mi padre quisiera preguntarte una cosa: ¿por qué no juegas en todos los partidos? Tienes suficiente calidad y agilidad para jugar en esa posición. ¿Has aparecido en alguna película o en algún anuncio? ¿Quién fue tu ídolo cuando eras pequeño?

            Bueno, Overmans, si puedes, escríbeme una carta respondiendo a todas estas preguntas.

            Un abrazo de tu amigo

Francisco Domingo Martín

 

 

 

A LEONARDO DI CAPRIO

 

Querido Leo:

 

Tengo muchas ganas de verte y de conocerte. Ya sé que es muy probable que no te llegue a conocer nunca, pero… todo es posible.

            Me gustan mucho tus películas, sobre todo la de Titanic. ¿Te costó mucho interpretarla?

            ¿Podrías hacerme un favor? Mándame un autógrafo en el que ponga: “Para Natalia, con mucho cariño, de Leonardo di Caprio”, y tu firma. Mándamelo a la dirección que te pongo en el sobre.

            Un beso y adiós.

Natalia Fernández Hervás

 

 

 A JULIA ROBERTS

 

Querida Julia:

Soy una fan tuya. Me encantan todas tus películas, sobre todo Pretty Woman. Espero que rueden la segunda parte y que salgas tú de actriz y Richard Gere de actor, porque juntos formáis una pareja de actores fabulosa. He visto muchas películas tuyas como, por ejemplo, Novia a la fuga, Pretty Woman, La boda de mi mejor amigo… Espero poder conocerte algún día. Que te vaya bien en tu carrera y que ruedes muchas películas.

            Un abrazo.

Estela Perales Sáez

 

A DAVID BUSTAMANTE

 

Hola, David. Soy tu hermana María. Cuando te vi por la tele, me dije: “Pero si es mi hermano”. Eres el mejor, Busta.

            Vi todos los días Operación Triunfo. Mis amigas están diciendo: “Qué guapo es Bustamante, es guapísimo, y canta como nadie.” Reconozco, hermano, que cuando quedasteis finalistas los tres, Rosa, Chenoa y tú, dije: “Busta es el mejor”. A mí me hubiera gustado que ganaras tú y que hubieras ido a Eurovisión con tu canción “Siente la magia del corazón”. Bueno, te escribo esta carta para que sepas que me alegré mucho de tu triunfo.

            Te quiero mucho.

María Santiago Visiedo

 

P.D.- A ver si me mandas fotos tuyas firmadas para mí y para mis amigas.

 

 

PARA MÓNICA CRUZ

 

¡Hola, Mónica! Me llamo Marta y soy una de tus admiradoras, te admiro por tu trabajo. Me gusta cómo bailas, tu sentido del ritmo y tu originalidad. Yo practico aeróbic. Cuando era pequeña me encantaba bailar, pero conocí a unas niñas muy creídas que también bailaban y dejé de hacerlo.

            Cuando fui al instituto, como dan clases de aeróbic, empecé de nuevo. De momento va bien, pero más de una vez me ha sentado mal que alguien se ría al equivocarnos. Pero hemos tenido el apoyo de amigos como Olga y María Teresa y hemos salido adelante. Ojalá no me pusiera nerviosa cuando bailo delante de mucha gente. Porque sé que estoy defraudando a mi madre. Espera poder seguir viéndote en el ballet nacional.

            Un beso. Adiós.

Marta Rodríguez Iglesias

 

 

A BRUCE WILLIS

 

Hola, Bruce. Me gustan mucho tus películas de acción, sobre todo la saga de La jungla de cristal. Las he visto todas dos o tres veces, aunque otras de tus película no están nada mal, por supuesto. Me gustaría salir en una de tus películas y poder luchar y disparar como tú. A mi padre también le gustan tus películas. Te voy a plantear unas preguntas: “¿Cuánto dinero cobráis por película? ¿Es difícil llegar a ser un actor como tú? ¿Dónde vives? ¿Qué clase de coche tienes? ¿Tienes familia? Espero que llegues a protagonizar una película mejor que todas las que has hecho hasta ahora.

            Adiós.

Samuel López Perales

 

 

A BRAD PITT

 

Querido Brad:

Me puse muy contenta cuando me dieron tu dirección porque soy una admiradora tuya y me apetecía mucho escribirte. Me gusta mucho cómo trabajas, y también tu físico, sobre todo tus ojos. Me encantó tu película Leyendas de pasión. Estabas realmente guapo y tu papel era muy bonito. Me da mucha pena que te hayas separado de tu mujer, Jennifer Anistan. Seguro que sales adelante. Todas tus fans estamos contigo.

            Besos.

Olga Montoya Cinca

 

 

A CHENOA

 

¡Hola, Chenoa!

Me llamo Mª Teresa. Me gustaría cantar tan bien como tú. Me encanta tu nuevo disco. Cuando sea mayor me gustaría mucho llegar donde tú has llegado con Operación Triunfo. Tu single es muy bonito, ¡Atrévete! Eres muy guapa y tienes una buena figura. La canción que cantas con David Bisbal, “El alma en pie”, me encanta, pero creo que te pegan más las canciones moviditas. Me gustaría mucho conocerte, igual que a tus compañeros. Sigue triunfando así.

            Con el mayor cariño para ti de

Mª Teresa Alba Torre

 

 

Col·lecció Els Llibres del Puig.

 

1.                  Bestiario I  (1º A).

2.                  Bestiario II (1º B).

3.                  Cacharrario I  (1º A).

4.                  Cacharrario II  (1º B).

5.                  Planetario I (1º A).

6.                  Planetario II (1º B).

7.                  Imaginario I (1º A).

8.                  Imaginario II (1º B).

9.                  Colomario I (1º A).

10.              Colomario II (1º B).

11.              Epistolario I (1º A)

12.              Epistolario II (1º B)