DNS: Réplicas maestro-esclavo

Puesto que se debe garantizar la disponibilidad del servicio DNS, normalmente se utilizarán varios servidores para mantener un dominio. En este caso conviene que el administrador únicamente escriba los archivos de zona en uno de ellos, el maestro, y los demás se descargarán los archivos de zona.

  1. Clone una nueva máquina virtual, ponga su interfaz de red en modo puente y arranque la máquina.
  2. Cambie el hostname a dns-b. Configure la interfaz de red con la IP estática 192.168.<AULA>.<220+X>.
  3. Cambie el archivo de zona de dns-a para que:
    • Se delege la autoridad de <login>.example en ns1 y en ns2
    • Se indique la dirección IP de ns1 y ns2
  4. Instale el servidor DNS.
  5. Configure una nueva zona de tipo slave indicando como maestro el servidor 192.168.<AULA>.<200+X>.
  6. Cambie la configuración de la zona en el maestro para que se permita la transferencia al esclavo.
  7. Compruebe que el servidor esclavo se ha descargado el archivo de zona.
  8. Compruebe el fichero de registro de ambos servidores para identificar la transferencia de zona.
  9. Compruebe que una vez descargada, el esclavo también utiliza estos datos para hacer resoluciones.
  10. Modifique el archivo de zona del maestro para declarar el registro gateway con la dirección IP del gateway del aula. Incremente el número de serie del archivo. Reinicie el servicio DNS en dns-a y compruebe que dns-b se descarga la nueva versión del archivo de zona.
  11. Compruebe que un cliente puede preguntar a cualquiera de los dos servidores DNS y obtiene una respuesta idéntica.
  12. Compruebe que si configura en /etc/resolv.conf para que se utilicen ambos servidores. Mientras uno de ellos esté disponible se pueden resolver los nombres de dominio. (Apague alternativamente cada uno de los servidores DNS).