Herbolario

Conjunto de descripciones de flores fantásticas y otras hierbas raras y curiosas. Autores: alumnos de 1º de ESO de Lengua Castellana (curso 2001-2002).

Herbolario[P1] 

 

ALVARENQUE.- Esta flor, la alvarenque, se encuentra en los bosques mediterráneos, sobre todo, escondida entre piedras. Tiene los pétalos acabados en espinas para protegerse de los bichos. Es de color dorado y plateado. Para almacenar la clorofila tiene tan solo dos hojas, rodeadas por un montón de ramitas verdes. Éstas le sirven para absorber toda la humedad del ambiente. Estas ramitas y el tallo llegan al suelo y se convierten en raíces que van a parar a un bulbo grisáceo muy grueso. Este bulbo se utiliza para curar graves gastroenteritis. Lo más curioso de esta planta es que lo que huele de ella no son los pétalos, sino las dos hojas, y huelen como a aire fresco mezclado con un dulce olor a tierra mojada. [José Luis Álvarez Culebras, 1º B]

 
ANALITS.- Esta flor, llamada analits, se extiende por los campos del Prepirineo. Su olor es muy especial. Cada pétalo huele de manera diferente. El pétalo de color rosa trae recuerdos de antiguas noches con olor a jazmín; el de color lila hace olvidar las malas circunstancias del pasado; el de color azul hace recordar la brisa del mar; el rojo hace recordar el calor del fuego intenso, incluso lo hace sentir; el negro recuerda las penas y las maldades que la gente puede cometer, y para acabar, el de color amarillo hace recordar los días intensos de sol y de calor. El pétalo de color lila encierra una esencia de lavanda; el de color azul huele a agua salada de mar; el de color rojo tiene un olor muy intenso, huele a química; el negro huele a tierra;  el amarillo a vainilla. El cáliz de la flor es de color naranja y sus hojas de color verde. [Ana Mª Jiménez Garrober, 1º B]

 
ANTOLINILIS.- La flor se llama antolinilis. Se encuentra alrededor de algunas plantas de maceta. Es de colores rojo y verde. A la gente que la huele le gusta mucho; además cura todas las enfermedades: la gangrena, el cáncer, las embolias, la gripe… La gente que la huele se olvida del pasado. Sus espinas no pinchan. Si le quitas un pétalo rojo, te cura cualquier enfermedad; si le quitas uno verde, se te olvida el pasado. [Maribel Sepúlveda Bernal, 1º B]

 
ARIANA
.- Es una flor muy conocida porque hace que vivas más años, te da casi la eternidad. Pero esa flor ya no se encuentra en cualquier sitio, se encuentra en tres sitios del mundo: en un lugar de África, en otro de Asia y en otro de Australia. Donde se encuentra más fácilmente es en Asia. Las arianas viven en sitios secos, y han ido desapareciendo porque la gente las coge. Las flores arianas son de color rojo y blanco. Viven camufladas entre inmensos árboles. Hay gente que ha muerto por estas flores, porque si se cogen dos, como su influencia es muy poderosa, matan a quien las haya cogido. Los científicos están tratando de convencer a la gente para que nadie coja estas flores para que todo el mundo viva lo que tenga que vivir.  [Gregorio García Pérez, 1º A]

 
CADAFOLA.- Esta flor desprende un olor muy fuerte (como una mofeta). Una particularidad que tiene es que echa muchas flores en un solo tallo. Esta planta sirve como dosis para curar a los que no pueden oler y para ciertos experimentos. Esta flor servía a nuestros antepasados para enamorar a las mujeres (el mayor inconveniente es su mal olor). Es pequeña y brilla por la noche (no se sabe la causa por la que brilla). [Javier García Carro, 1º B]

 
CARAMBILUS AZUCARINUS.- Es una flor grande, de pétalos anchos y formas variadas: redondeados, ovalados, en punta… Su corona no es muy normal, es cuadrada. Su tallo, grueso; sus hojas, largas, pero cada punta dividida en dos. Sus raíces, gruesas, muy fértiles. Esta planta se alimenta de la energía del sol, de los minerales de la tierra y del agua. No tiene savia, sino muchos glúcidos. De esta planta se fabrican chicles y medicamentos. Cada planta vale unos 600 €. Se cultiva en los precipicios y en sitios cerca del mar. Cuesta mucho de conseguir, por eso, si no se tiene una licencia firmada por la autoridad, no se puede coger. Si se arranca una de estas plantas sin permiso, se tiene que pagar una multa de 2746 €. [Marta Rodríguez Iglesias, 1º A]

 

CLAUDINIS.- Es el nombre de una flor que sólo se puede encontrar al norte de cualquier selva tropical. El tamaño máximo de claudinis es de 10 cm. Es de colores variados, pero su tallo es verde. Gracias a esta flor los nadadores consiguen nadar más rápido. Cuando te tiras al agua, si tienes esa flor, vas flechado como una bala nadando. Para poder conseguir eso, tienes que dormir con la flor atada al brazo durante una semana, y cada día se le va cayendo un pétalo de un color distinto, así te avisa de cuándo ha pasado la semana. [Clàudia Comella Díaz, 1º A]

 

CRISTINARANJA.- La flor que vamos a describir se llama cristinaranja. Como podéis imaginar, el nombre viene de Cristina y de naranja; Cristina por mi nombre y naranja porque la flor es de color naranja y huele a naranja. Es una flor que parece un girasol pequeño. Lo que pasa es que el girasol gira a la vez que gira el sol y esta flor no gira. Y os parecerá rara porque es de color naranja. Es tóxica; cuando la tocas, te salen granitos por todo el cuerpo. Tiene un tallito pequeño también de color naranja. [Cristina Godoy Garay, 1º B]

 

ENAMORADORA.- Esta flor la encontró por primera vez una persona de la que nunca se supo si era hombre o mujer. A esta flor la llamaron enamoradora. La llaman así porque si una chica se la regala a un chico en un día muy importante para él, se enamoran. Esta flor es capaz de curar decepciones y depresiones y algunas otras enfermedades. Es de color rosa y sus pétalos tienen forma de corazón. Su tallo es rojo y no tiene espinas. Sus raíces, muy numerosas, son de color negro. Esta flor se encuentra en las montañas de Canadá, pero sólo la noche del 25 de diciembre a partir de las 8. [Adrián Martínez Navarro, 1º B]

 

ESTELILIS.- Flor de pétalos alargados de color azul y tallo de color rosa. Crece solamente en la sierra de Collserola, en los sitios más húmedos. Si exprimes los pétalos y bebes el líquido, te duermes durante unas tres horas. [Estela Perales Sáez, 1º A]

 

FRANCISQUILIS.- Esta flor suele encontrarse en el fondo del mar. Hay que ir con mucho ojo al cogerla porque tiene unas espinas invisibles (lo sé porque yo la he tocado y me he pinchado). Es de color lila, preciosa. Esta planta sirve para curar enfermedades (hasta cura el síndrome de Down). A mí me curó cierta enfermedad, y por eso aconsejo cogerla. [Francisco Domingo Martín, 1º]

]*

FRANTITIS CRUZIATICUS.- Esta flor crece en montes y colinas sin muchos árboles, pues todos los que viven a su alrededor mueren al poco tiempo de nacer esa flor. Su veneno sólo mata a los árboles, pero no a las personas ni a los animales. Sin embargo, los puede dejar dormidos, mareados, desmayados, enfermos… e incluso en coma. Es una flor grande y vistosa. Todos sus pétalos son azules menos uno, más alargado, de color rojo. Su tallo es largo y fino. El veneno lo fabrica en un órgano de color amarillo que se encuentra en el centro de la flor. Es una sustancia peligrosa y su efecto se propaga por las abejas y en la miel que éstas fabrican. En la Edad Media se utilizaba en las torturas; le provocaba al torturado sudores y mareos. [Francisco Cruz Illán, 1º A]

 
JENNIFERLIS
.- Esta flor es muy especial. Se dice de ella que es la flor del amor. También se dice que si alguien logra cogerla, nunca estará solo, porque la flor le dará amor, para enamorarse o para que se enamoren de quien la ha cogido. Cuando he dicho “quien logra cogerla”, lo he dicho porque esa flor se encuentra a 6.553 m de profundidad, en el agua, en el océano Atlántico, al sudoeste de Andalucía. Y hasta ahora nadie ha logrado coger la flor del amor. [Jennifer Calvillo López, 1º A]

 

JOSHUALLE SANRO.- La joshualle sanro es una flor muy extraña; sólo se encuentra en lo más profundo del corazón de algunos volcanes. Sólo se han encontrado dos ejemplares hasta ahora. El primero en 1989, cuando un explorador quedó atrapado en un volcán, pero salió con vida y con una sola cosa en la mano: la joshualle sanro. Es un increíble misterio que una flor tan frágil aguante las altas temperaturas de un volcán. Una flor tan preciada y que la naturaleza tenía tan escondida al fin fue hallada. Esta flor tiene un tallo pequeño y delgado para el tamaño que tiene. Es negra y roja. Sólo crece cuando el volcán está dormido. Lo más inverosímil de todo es que esta flor puede aguantar que la lava le pase por encima sin dañarla. [Joshua Sánchez Román, 1º B]

 

LAVINIS.- Mi flor se llama lavinis. Del tallo salen tres ramificaciones y cuatro hojas finas y cortas. En la parte superior tiene una cápsula ovalada donde guarda el polen venenoso de la que salen cinco pétalos de gran tamaño. Si algún insecto o cualquier otro animal se le acerca, la planta desprende el polen venenoso y lo hace desmayarse. Al despertar, el animal se volverá bueno. Esta planta se suele encontrar en lugares secos, ya que tiene una gran potencia en su raíz y puede llegar hasta un kilómetro de largo. Toda ella es de color lila y rojo, pero el tallo es azul. Lo que más necesita para sobrevivir es mucho sol. [Alba Calvo Lallave, 1º A]

 

LUZ DE LA INMENSIDAD, flor de la.- Unos años atrás, una chica encontró una flor color arcoiris. En ella resplandecía una luz bellísima y también la felicidad. Toda persona que veía aquella flor, sentía alegría y felicidad en su corazón, pero cuando todos la veían, crecía más. Ahora que han pasado unos cuantos años, la flor ha crecido tanto que ha desaparecido. Desde ese día que creció tanto, la gente tuvo que quemar todas las que encontró  y desde ese día la gente ha sido infeliz. Su olor era como el de las rosas, o, bueno, casi igual. [Luz Ángela Tello Luna, 1º B]

 

MARAGDA.- Hace unos 100 años, un artesano que iba a buscar madera al bosque dio con una flor que nadie antes había encontrado, la maragda (su nombre científico es Celesticus Muñoez Martíez, pero todos la llaman maragda). En la época en que la descubrieron era muy apreciada por los médicos, los recolectores de miel, las amas de casa y los cocineros. Por los médicos, porque posee un líquido que se utiliza para fabricar jarabes contra una seta muy venenosa. Por los recolectores de miel, porque el polen de esta planta es muy apreciado por las abejas y su miel es completamente saludable y de las más aceptadas. Por las amas de casa, porque es esencial en los pequeños pueblos donde no hay mucho comercio; con ella se hacen esencias para el hogar, remedios curativos, hierbas de infusión… Y los cocineros las utilizan para decorar platos y darles mejor gusto. La planta es pequeñita, tiene hojas en el tallo, que es de color verde. Los pétalos son de diferentes colores, según las zonas; por ejemplo, en España, son de color rojo; en el Norte, por ejemplo en Noruega, de color amarillo, y en el sur, por ejemplo en Argentina, de color azul. Pero todas tienen 5 pétalos y crecen muy escondidas entre la hierba. [Celeste Muñoz Martínez, 1º B]

 

MARIPILI.- Esta flor no es venenosa. Se llama maripili. Le gustan las sardinas y, en general, todos los peces. Es de color rojo, verde y amarillo. Parece que tenga ojos, nariz y labios. Cada siete semanas le crecen nuevas hojas. Cuando te acercas a esta flor, ya sabes cuál es por su olor a vainilla. Es fácil encontrarla en lugares donde no haya ruido ni gente, en el campo. [María Santiago Visiedo, 1º A]

 

MARILINI.- Esta flor habla conmigo, aunque, cuando lo digo, todo el mundo cree que estoy loca. Pero, bueno, como digo la verdad, a mí no me importa lo que piense la gente. Marilini viene de un pueblo llamado Marilandia. Os explicaré cómo fue. Un día, en Marilandia, nacieron muchísimas flores. El rey empezó a ponerles nombre y a Marilini le dijo: “Tú, por ser como eres, te llamarás Marilini, en homenaje al pueblo de Marilandia.” Esta flor la buscan todos los floristas del mundo. Y así, ahora que la tengo yo, espero que no vengan aquí todos los floristas del mundo buscándola. [Mª Teresa Alba Torres, 1º A]

 

NATILIS.- Es una flor extraordinariamente feroz, se come a sus parientes, a sus admiradores… a todos. Todas las personas que la huelen se vuelven locas, comienzan a llorar, a reír, a dar brincos… Tiene cara de huevo y cuerpo de flor. Huele a rosas. Tiene poderes para hipnotizar. Lo único que come son palomitas y trozos de goma. Fuma cigarros. Lo que más le gusta hacer es destrozarlos con la boca. Fuma Fortuna, le gusta ver Operación Triunfo en la tele. Cuando se enamora, se transforma en una mujer bella, rubia, con ojos azules y piernas largas y suaves. Cuando ya tiene en el bote a su enamorado, lo seduce con su olor y… ñam, ñam… Luego vuelve a su forma verdadera. No le gusta el agua; sólo le gusta el gas. [Natàlia Fernández Hervás, 1º A]

 

NAPOLITANA.- Es una flor de color azul y sólo dos hojas. Vive en la montaña de Collserola, mide unos 10 cm. Le gusta que le echen agua y que cada día le dé el sol. Tiene nueve pétalos amarillos con puntitos negros. Las abejas suelen ir a verla muchas veces. [Saray Orozco Martínez, 1º B]

 

NORA.- Esta flor tiene doce pétalos de dos tipos, unos alargados y finos de color lila, acabados en punta y otros más redondos, ovalados y más cortos, de color amarillo.  Se alternan un pétalo alargado y otro redondo. En el centro de la flor, redondo, grande y de color naranja, se guarda el polen, que sirve de alimento a los insectos. El tallo de la nora es fino, verde oscuro, con dos hojitas verdes y alargadas. Esta flor mide unos 50 cm más o menos. Sus colores son llamativos para que a los insectos les sea fácil encontrarla y alimentarse (además, los insectos transportan su polen). [Tatiana Gómez Montalbán, 1º A]

 

OLGUINIS.- Es una flor de color rojo y plateado con el tallo de color verde. Procede de Rusia y sólo se puede cultivar allí; en España no crece. Decían los antiguos que ésta era la planta del amor, que enamoraba a casi todo el mundo. Actualmente, no se tiene esa creencia. Sí, la gente la compra, pero ya no es como antes. Olguinis es una planta que huele muy bien, casi como la rosa.  Vale actualmente unos 12 €. Creo que esa flor hace milagros. [Olga Montoya Cinca, 1º A]

 

ORQUÍDEA.- Una vez, en una finca de un primo, vi una flor al lado de la piscina. Le pregunté a mi madre que cómo se llamaba esa flor. Me dijo que era una orquídea, la flor nacional de Colombia, y aparece en su escudo. Es de color violeta y nace en lugares húmedos. La flor que vi estaba en un lugar húmedo. Le coloqué crisantemos a su alrededor. Cuando me fui de la finca, me fui con el recuerdo de la flor. [Cristian Raúl Marulanda Gerardini, 1º B]

 

QUINEA.- Esta historia empezó el día en que fui al campo de excursión con Lidia y Alberto. Estábamos sentados en un prado lleno de flores y, de repente, cuando me di la vuelta, encontré una flor desconocida. Conocíamos todas las flores, todas menos ésa, así que pensé que esa flor estaría en peligro de extinción y que sólo quedaría ese ejemplar de su especie. La arranqué y me la llevé para buscar información sobre esa planta tan rara. Al día siguiente, por la tarde, fui a la biblioteca para ver si encontraba algo, pero nada: no se hablaba de ella en ningún libro. Después de dos semanas de tenerla en casa no se había secado. Era sorprendente. La flor yacía en el jarrón intacta, igual que cuando la encontré. Me dio la impresión de que la tendría en casa por mucho tiempo, así que le puse un nombre, la llamé quinea. Al cabo del tiempo descubrí algunos de sus efectos mágicos: cada vez que alguien la olía, se dormía y no se despertaba hasta que no pasaban siete días. Algo después vino a verme una anciana. Me dijo que tenía suerte de haberme encontrado aquella flor y que había venido para avisarme de que eso me daría buena suerte, pero que cuando pasaran siete años, la plantara en el mismo lugar donde la había encontrado si no quería empezar a tener mala suerte. [Paula Sanz Jiménez, 1º B]

 

RESUCITAPERSONAS.- Es una flor que suelta un veneno que mata los virus. Sólo hace falta poner al enfermo de cualquier virus al lado de la planta y, al cabo de un minuto, ya está bien, y por eso ahora la están plantando mucho. [Cristian Martínez Cabezuelo, 1º A]

 

ROSALINDA.- Esta flor se llama rosalinda. Se puede encontrar en Florida. Es de color amarillo, rojo verde y naranja. Rosalinda es muy olorosa, su olor es como el de algunas orquídeas. Es muy bonita. Tiene unas propiedades muy dañinas para el ser humano porque puede hacer olvidar el pasado o hacer perder el conocimiento. Los científicos que la han estudiado piensan que es peligrosa. Está en riesgo de extinción. [Álex Ballesteros Vinueza, 1º B]

 

SAMUELIS.- Esta flor de la que os voy a hablar es muy extraña. Lo más seguro es que no la conozcáis. Se llama samuelis, y sólo la podréis encontrar en los Pirineos. Aparte de ser muy bella y tener un olor muy agradable, esta flor sirve para curar cualquier enfermedad, como el cáncer, el sida, etc. Nuestros antepasados la utilizaban para eso. Algunos morían porque la flor estaba protegida por un terrible monstruo de las nieves. Hasta que llegó un caballero con una espada y mató a esa mala bestia. Hoy en día quedan muy pocos ejemplares porque hay muchas enfermedades en nuestra época y todos los enfermos recurren a ella. [Samuel López Perales, 1º A]

 

TIDUJ.- Esta flor se llama tiduj. Se encuentra en las montañas más altas del mundo y poca gente la ha podido ver. Es una flor muy bonita, y tiene mucho colorido: lila, azul marino y celeste son sus colores más destacados. Quien pueda coger o ver la flor tiduj, será feliz toda su vida. Tendrá mucha salud y amor. La flor tiene un olor muy característico, mezcla de muchos olores diferentes en función de la estación del año. En invierno, huele a lavanda; en otoño, a lluvia fresca; en primavera, a menta, y en verano a agua fresca con limón. Todas estas características hacen de ella una flor perfecta. [Judit Barrientos Solera, 1º B]

 

TOUFINIS.- Es una planta de color amarillo fosforescente y verde. Esta flor sólo se puede encontrar en los fondos marinos, entre algas y rocas. La toufinis es una flor que huele muy bien. Si se toca, es muy suave. Y de noche puede brillar como una bombilla por su color fosforescente tan fuerte. La flor puede conseguir que una persona se enamore de otra (si le regala la flor toufinis). [Abdessamad Chentouf, 1º A]

 

VIRGILITIS.- Es la flor del amor eterno, del amor sin fin. Si una pareja está segura de su amor y quiere vivir unida para siempre amándose día a día sin que nada ni nadie la separe, ha de ir en busca de virgilitis. Virgilitis es una flor única que no puede reproducirse. Nació un día así porque sí, para evitar que los amores de verdad se destruyan. Así que, por favor, se ruega no arrancarla para que permanezca para siempre. Claro que si no es por su culpa, ni las tormentas de lluvia o de nieve ni los vientos más fuertes podrán arrancarla. Para llegar a ella, la pareja ha de dirigirse hacia el pico de la montaña del Puigmal y subir a ella escalando, sin separarse el uno del otro. Para que sus poderes se realicen, la pareja ha de rodearla cogidos de la mano, y esperar a que la flor se ponga de color azul y, de nuevo, naranja. A partir de ese momento, la pareja puede volver segura a casa o al infinito, segura de que jamás se romperá. [Virginia Zaldívar Puigmal, 1º A]

 

YOLANDIS.- El otro día fui de acampada con los de mi colegio a un bosque. Un hombre que sabía de herbología nos enseñó diferentes plantas en un catálogo. Vi una que era roja y azul. Cuando la vi, me dije: “Mira, es la flor del Barça”, pero el hombre me dijo que esa flor se llamaba yolandis. Sólo crece en medio del musgo en los bosques donde viven animales. Huele a jazmín, a menta y vainilla (depende de qué parte se huela). Mide unos 15 cm. Cuando la ves, parece una flor encantadora, pero… ¡cuidado! Produce enfermedades y su veneno puede ser mortal. Si te comes un pétalo, caes dormido en un sueño profundo y no te vuelves a levantar (ya me entiendes…). Si eso pasa con un pétalo, imagínate con toda la flor. Pero no todo es malo en ella; si la hueles por encima, sin tocarla, adquieres el don de los estudios,  serás un genio. Pero, que yo sepa, nadie la ha olido nunca, pues no se puede oler sin tocar. Y, además, esta flor sólo se encuentra en lo más profundo del bosque, donde nadie todavía la ha podido oler, y en cada bosque sólo se encuentran unos veinte ejemplares de esta flor, pero desde que se encontraron, allí siguen los veinte, y creo que siempre seguirán allí. [Yolanda Fernández Medina, 1º B]


 [P1]Damos aquí este Herbolario, aunque ya ha sido publicado en los libritos Imaginario I e Imaginario II —de los alumnos de 1º A y 1º B, respectivamente—  para su mayor difusión, ya que se trata de libritos de tirada muy reducida.