Sou a: Inici / El centre / Notícies / 2017-2018 / Grup flexible d'ESO guanya el concurs de curtmetratges Ments Despertes

La grandeza nace de pequeños momentos

image2.jpg

El día 24 de mayo de 2018 ha sido muy especial para el grupo flexible de 3º, porque hemos experimentado el éxito. Fuimos a la gala de entrega de premios del 1er Concurs de Curtmetratges Ments Despertes organizado por la fundación Som Via y, para nuestra sorpresa, ¡ganamos el primer premio de la categoría de la ESO!

La creación del cortometraje fue planteada como un reto de la asignatura de castellano que ocupó prácticamente todo el segundo trimestre. Pasamos por toda clase de percances y emociones. He aquí nuestro corto: https://youtu.be/UWl5f9b6lQI

image1.jpg

 

Brindamos por aquí el testimonio de algunos alumnos de la clase:


“Sinceramente,  al principio no pensaba que íbamos a ganar, antes de que llegara ese día llevaba unos días pensando "no vamos a ganar"”.

Tania Mosquito

“El día de la gala pensaba que no íbais a ganar,  pero tampoco me asombró que ganáseis porque pusisteis mucho esfuerzo en el corto.”

Denise Giménez

“El lugar pensaba que era más grande, pero era pequeño. Fuimos al Edificio Imagina,  diagonal 177. Estuvimos ahí  y al rato vino Merlí, el famoso en catalán: i després va parlar, va dir que el primer premi era el nostre.”

Adrián Aguayo

“Me sentí muy feliz al saber que ganamos el primer premio de la categoría de ESO. La verdad es que no pensaba que fuera a ganar pero sí lo ganamos. Luego, en casa, me felicitaron.”

Joel Donaire

“Me ha gustado mucho ir a recoger el premio, estaba super contenta. Este día algunos salimos al escenario: me daba vergüenza y no salí.”

Khadija Arooj

“Para mí fue una experiencia inolvidable, me lo pasé muy bien, me reí mucho. Yo tenía un presentimiento de que íbamos a ganar, pero no estaba segura , pero cuando dijeron Puig Castellar salté contentísima. Y fue un día para divertirse, intenso y cansado.”

Gisela Vilar

“Ese día, desde que me sonó la alarma,  ya tenía la consciencia conscientemente consciente, estaba como nunca había estado, una situación fuerte que daba a lugar al nerviosismo, la satisfacción, la alegría, la desesperación, pero mayormente estaba que se me salía el corazón por la boca.

Cuando nos encontramos en el teatro del instituto ví a la clase muy sumamente arreglada, y lo que no me esperaba para nada era que la profe me dejara tocar… ¡el piano!

Más tarde, en el Edifici Imagina nos encontramos con más de cien personas como mínimo y todos mayores que nosotros.Cuando dijeron el ganador de ESO (nosotros) pegamos un bote más grande que el de un saltamontes. O sea, resumido, era un festival de emociones porque por si ya era poco también conocimos a Merlí, un famoso muy conocido. Fue un día, digamos... de mucha intensidad y felicidad.”

Miguel Ramírez

“Fue un jueves 24, tenía esperanza de ganar el premio. Estaba nerviosa dentro de la cama,  miraba el techo. Esperando a que llegara la hora para vestirme. 

Llegó la hora, cogí el móvil y comencé hablar con el Miguel, mi pareja para ir a la gala,  me dijo de quedar a las 7:40 y dije que sí. El tiempo se me pasó muy lento, parecía que el mundo se me había congelado. Me llamó y me preguntó que si tenía pegamento para zapatos, le dije que sí,  pero le pregunté que para qué los quería, me contó que se le había despegado la suela del zapato, y me comencé a reír.  Pasó el tiempo y bajé de casa y lo vi nervioso y enfadado. Le dije que no pasaba nada, que en el instituto lo arreglaríamos. Comenzamos a caminar y de la nada veo que se le despega la otra suela del zapatato , yo ya no sabía si reír o llorar. Llegamos al instituto y vi a todos mis compañeros bien arreglados. Me quedé impresionada, comenzamos a grabar y a reírnos, hice algunas pallasadas para quitarle a mis compañeros los nervios.  Llegó la hora de irnos y la profesora no sabía si llevar la alfombra roja y todos dijimos que sí, caminando por la calle poníamos la alfombra en el suelo y comenzamos a desfilar en la alfombra. Llegamos al metro y nos fuimos al fondo donde no estaba la gente y comenzamos hacer lo mismo con la alfombra.  Llegamos a el concurso y nos pusimos muy nerviosos hasta que dijeron "El premio es para....  Sic parvis magna" comenzamos a saltar y a sonreír,  no sé si estaba soñando o algo,  pero ese día fue el mejor y siempre lo recordaré."

Michelle Janina