Sou a: Inici / Usuaris / Salvador López Arnal / textos / 2013 / Preguntas (ciudadanas) sin respuestas (borbónicas)

Preguntas (ciudadanas) sin respuestas (borbónicas)

 


Salvador López Arnal

¿Alguien puede creerse la explicación de Hacienda-somos-todos que
apunta a un error de DNI la atribución de fincas a la infanta
Cristina, la copropietaria de Aizoon, la misma que invirtió 1.500
euros y ganó unos 570.000 [1]?
¿Es posible que la información que recibió en su día la Agencia
Tributaria estuviera atribuida a un DNI idéntico al de doña Cristina
de Borbón, la hija de la primera autoridad del Estado, pese a que el
suyo es el número 14 (sin más extensiones)?
¿Cómo es posible que Hacienda remitiera los datos al juez José Castro,
instructor del caso Nóos, sobre los 13 inmuebles y fincas que habría
vendido la infanta sin ninguna comprobación en un caso, como es este
caso, de alta tensión político-jurídica?
¿Cómo es posible que diez, doce días después de lo sucedido, nadie
–nadie no es Nadie- haya sido capaz de dar una explicación
convincente?
¿Qué papel juega o hacen jugar al ministro de Hacienda en todo este entramado?
¿No es sospechosa la coincidencia de fechas de las declaraciones de
renta con los momentos esplendorosos, de emprendedores exquisitos,
guapos, elegantes y de alto copete, de la estrategia de desfalco y
derribo de la troika Urdangarin-Torres-Borbón?
¿Esos ejercicios ahora prescritos -"respecto de los cuales no existe
posibilidad legal de hacer ningún tipo de comprobación en vía
administrativa"- no resultaron sospechosos cuando no estaban
preescritos?
¿De quién ha sido el error, si se trata de un error? ¿De Hacienda o
de los Registradores y Notarios?
¿Cuatro Notarios distintos –Pilar de la Horadada, Alicante, Almagro,
Arenys de Mar- pueden cometer exactamente el mismo error? ¿En la
entrada de 13 datos, del registro de propiedad de 13 inmuebles,
terrenos, valorados por un total de 1,4 millones de euros? ¿Qué puede
decir sobre este asunto la teoría de la probabilidad?
¿Alguien ha respondido a la pregunta del juez Castro, el titular del
Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, sobre si entre las sucesivas
titularidades de los solares la Infanta aparece con tal identidad, con
parte de ella, con sólo su tratamiento o bien únicamente con su DNI?
¿No es significativo que hasta el ministro de Justicia, don Alberto
Ruiz Gallardón, el Atila del derecho a la interrupción libre del
embarazo, haya reconocido que "no hay precedentes" de errores como el
que puede haberse cometido con la infanta no imputada Doña Cristina, y
que estos errores no se suelen dar nunca (y nunca es nunca)?
¿Delira José María Mollinedo, el portavoz del sindicato de Técnicos
de Hacienda (Gestha), cuando sostiene que es absolutamente "inaudito"
que haya tal número de errores con fedatarios y registradores
distintos en cada caso
¿Se han producido alguna vez errores similares con ciudadanos de a pie?
¿Y cómo es que todos los errores son del mismo tipo, de ventas de inmuebles?
¿No es llamativo, como señala Mollinedo, que si esos datos figuraban
en la información fiscal de 2005 y 2006 de la Infanta, la Agencia no
le enviaran los datos fiscales de los ejercicios correspondientes, le
reclamara las cantidades tributarias que debería haber pagado por esas
ventas?
¿No pudo haber alguna interrupción creativa, alguna intervención
política servil en los deberes de la Hacienda de aquellos años durante
el primer gobierno Zapatero?
¿No hubiera sido normal que la Agencia Tributaria hubiera requerido a
la esposa del yernísimo por el incremento patrimonial sin declarar?
¿Por qué no hizo sus deberes la Agencia Tributaria de aquellos años?
¿Un error que comete el notario, el registrador -cuatro notarios,
cuatro registradores diferentes- el catastro y  Hacienda? ¿Existe
algún caso similar no sólo en España sino en el mundo-mundial?
¿Tiene alguna relevancia que esas operaciones de produjeran poco
después de la compra por 5,8 millones de euros del domicilio de la
Gran Duquesa palmesana en el barrio de Pedralbes de la ciudad condal,
la millor botiga del món?
¿El sistema de control de la Agencia Tributaria no se basa en detectar
"discrepancias", sobre todo las de "mayor importe", y no es el caso
que hasta un 80% de los inspectores y subinspectores de Hacienda están
dedicados a detectar esas discrepancias? ¿En el caso de una “pequeña
gran diferencia” como la de la infanta borbónica -1,4 millones de
euros- no hubiera sido normal que se le hubiera mandado una carta,
como a cualquier otro contribuyente?.
¿No es más que razonable que el presidente del mismo sindicato de los
técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado, haya mostrado su
sorpresa por los errores existentes en las supuestas ventas de fincas
y haya subrayado que llama aún más la atención que tras muchos días no
haya una aclaración que pueda convencer a una opinión pública muy
interesada en el caso?
¿No se suele afirmar que Hacienda posee un sistema informático muy
potente? ¿No debería haberse cruzado esos datos para comprobar su
veracidad?
¿Cómo explicar que la Agencia adjudicara a la hija del rey la venta
de trece fincas y luego no le hiciera un requerimiento cuando la
infanta no incluyó las ganancias de esas ventas en sus declaraciones
de la Renta de 2005 y 2006, años en lo que supuestamente vendió esas
propiedades?
¿No sería normal que si a uno le pasa lo que le ha pasado a doña
Cristina no-imputada fuera donde hay que ir (ella o sus
representantes) y preguntara qué es lo que había pasado realmente? ¿No
tiene asesores doña Infanta, la gran duquesa de Palma?
¿Es razonable que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, siempre
tan suyo, haya sembrado dudas sobre determinados colectivos
profesionales?
¿Se intenta, con esta inculpación de errores a Hacienda, lavar la cara
a la Duquesa de Palma y convertir a la Infanta no-impugnada que ha
bordeado y bordea el ámbito de lo ilícito e ilegal en una víctima de
malvados errores hacendísticos?
Más allá de que la Agencia Tributaria haya cometido "un error",
repetido trece veces; más allá de que sea raro-muy-raro que el
ministro de Hacienda sea incapaz de dar una explicación sólida y
convincente; más allá de que don Montoro haya tenido que pedir
disculpas a la Casa Real; más allá de que haya anunciado la apertura
de una investigación; más que allá de que una sospecha aflora en
relación al asunto: el probable trato de favor de Hacienda a la
infanta: ¿no resulta muy  pero que muy significativo que don Miquel
Roca i Junyent, padre de la Constitución, amiguísimo del suegro de
Urdangarin, propietario de un despacho de abogados de alto standing,
no haya formulado ninguna crítica y haya señalado que ya está, que
todo está bien, que todo el mundo puede equivocarse, que adelante, que
el horizonte está allí, frente a nuestra mirada, etc, y que ellos no
van a reclamar? ¿No huele mal, muy mal, esta actitud comprensiva,
máximamente comprensiva de don Miquel?

PS: Un chiste: 13 fincas valoradas en 1’4 millones de euros entre 13
notarios y me llevo 14. Un corolario: el notariado es el único
conjunto animal que tropieza 13 veces en el mismo documento.

Notas:
[1] http://www.publico.es/457406/los-tecnicos-de-hacienda-perplejos-al-no-aclararse-el-informe-sobre-las-ventas-de-la-infanta
http://www.publico.es/457409/hacienda-explica-por-un-error-de-dni-la-atribucion-de-fincas-a-la-infanta
http://www.publico.es/457396/la-infanta-cristina-descarta-querellarse-contra-hacienda-pese-a-su-error
http://www.publico.es/457406/tecnicos-de-hacienda-es-muy-extrano-que-13-notarios-se-confundan-con-un-dni
http://www.publico.es/457462/el-error-de-hacienda-revela-que-se-dio-trato-de-favor-a-la-infanta-cristina
http://blogs.publico.es/davidtorres/2013/06/19/el-chiste-de-los-13-notarios/
http://politica.elpais.com/politica/2013/06/15/actualidad/1371328166_142076.html
http://noticias.terra.es/espana/las-protestas-durante-los-discursos-de-rajoy-el-principe-ensombrecen-la-llegada-del-ave-a-alicante,22d3bb3ea425f310VgnVCM3000009acceb0aRCRD.html
http://www.publico.es/457353/el-juez-castro-investiga-si-la-infanta-vendio-13-fincas-o-se-trato-de-un-error-de-hacienda

Salvador López Arnal es miembro del Frente Cívico Somos Mayoría y del
CEMS (Centre d’Estudis sobre els Movimients Socials de la Universitat
Pompeu Fabra de Barcelona; director Jordi Mir Garcia)

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores
mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para
publicarlo en otras fuentes.